Mundo FBI
¿Vuelco inesperado?

"Tenemos algo que no se esperan": la misteriosa advertencia del FBI, 23 años después de la desaparición de Kristin Smart

Por UNO

"Preparate, esto es algo que realmente no esperas". Esa frase escuchó Denise, la madre de Kristin Smart, del otro lado del teléfono. Quien se la dijo fue un agente del FBI.

Te puede interesar: ANSES | AUH y Tarjeta Alimentaria: cómo conseguirla, a quiénes les corresponde y cómo funciona

La última vez que se vio con vida a Kristin Smart fue hace 23 años. Eran alrededor de las 2 de la madrugada del 25 de mayo de 1996 cuando la estudiante de primer año de la universidad volvía con compañeros a una fiesta de fraternidad.

Dos tomaron otro camino antes de llegar a las habitaciones y un tercero, Paul Flores, aseguró a la policía que acompañó a Kristin hasta el campus en la intersección de Grand Avenue y Perimeter Road en San Luis Obispo.

23 años pasaron de aquel momento. Su cuerpo jamás apareció y en 2002, Kristin fue declarada oficialmente muerta pero ahora el caso podría dar un vuelco inesperado.

 Embed      

Denise, la madre de la joven desaparecida, dijo Registro de Stockton que fue contactada recientemente por agentes del FBI, quienes le advirtieron que esté preparada para "algo que no espera".

La mujer aseguró además que le aconsejaron que cuente con un portavoz de la familia y que esté lista para "escapar por un tiempo".

Según contó, la nueva y radical información llegará en un mes.

Flores, el principal sospechoso

Registros policiales de aquel entonces indicaron que Paul Flores, el último en asegurar haberla visto con vida, tenía un ojo morado el día después de la desaparición de Smart.

 Embed      

Él lo atribuyó a un golpe por jugar al básquet y a un accidente que sufrió mientras arreglaba su auto.

Meses después, cuatro perros aromáticos entrenados para alertar sobre el olor de los restos humanos llevaron a agentes de la policía independientemente al dormitorio de Flores, pero allí no se encontraron pruebas.

 Embed      

La familia de Smart también sospechaba de Flores. Durante años lo vigilaron y a lo largo de los años se hicieron múltiples allanamientos en la casa de su familia pero nunca hubo resultados positivos.

En 2016, se renovó una búsqueda en la Universidad Politécnica del Estado de California para buscar restos de Kristin en el campus de Cal Poly en San Luis Obispo.

Hubo excavaciones y se registraron tres ubicaciones en las laderas del campus.

 Embed      

Temas relacionados: