Mundo Lunes, 18 de junio de 2018

España recibió a 630 migrantes, tras horas dramáticas en el mar

El Dattilo, un buque de la Guardia Costera de Italia, fue la primera de las tres embarcaciones que trasladan a un total de 630 migrantes en llegar a puerto.

Barcos de la flota encabezada por el buque de rescate de migrantes Aquarius atracaron en el puerto de Valencia, en el este de España, terminando con la odisea de una semana vivida por los cientos de personas rescatadas de una peligrosa travesía por el Mediterráneo que se convirtieron en el último peón en una nueva disputa migratoria europea.

El Dattilo, un buque de la Guardia Costera de Italia, fue la primera de las tres embarcaciones que trasladan a un total de 630 migrantes en llegar a puerto, poco antes de las 7 de la mañana. Las 270 personas que viajaban a bordo comenzaron a desembarcar poco después tras una primera inspección médica.

El barco de rescate Aquarius fondeó en el puerto de Valencia con otros 106 migrantes. Otro barco de la marina italiana, el Orione, llegará en las próximas horas. La nave operadapor la Ong SOS Mediterranee y Médicos Sin Fronteras, quedó varada ante la costa de Sicilia el pasado sábado cuando las autoridades italianas le negaron la entrada a puerto remitiéndolo a Malta. Malta tampoco admitió la llegada de la embarcación.

Tras varios días de disputas y cuando la comida y el agua potable comenzaban a escasear en el barco, España se ofreció a recibir a los inmigrantes, que entonces estaban a unos 1.500 kilómetros de suelo español. El viaje por el Mediterráneo hasta Valencia duró casi una semana.

El director de Médicos Sin Fronteras en España, David Noguera, dijo estar contento de que España permitiera la entrada de los migrantes pero se mostró preocupado porque más naciones europeas puedan cerrar sus puertos a los rescatados en el mar en el futuro.

Los migrantes fueron recibidos en el puerto por trabajadores de los servicios de emergencias, médicos, voluntarios de Cruz Roja y psicólogos. Se asignó un traductor a cada uno y las autoridades trabajaban para determinar sus identidades antes de enviarlos a un centro de recepción.

El primer migrante en desembarcar era un hombre sursudanés de 29 años. Las autoridades españolas examinarán la situación de los migrantes caso por caso para ver si pueden optar al asilo según las regulaciones del país.

Más noticias