Diario Uno > Mundo > primer caso

Es de Irak el primer bebé del mundo con tres penes

El bebé ya tenía tres meses cuando se pudo determinar su condición. Los científicos no entienden por qué no notaron nada anormal en su nacimiento.

Un bebé iraquí es el primer niño que nace con tres penes, según los médicos que lo atendieron en la región de Kurdistán, al norte de Irak. Se trata del primer caso documentado de trifalia en humanos, según informó el diario 20 Minutos de España y el Mirror del Reino Unido.

Solo uno de los penes del niño era funcional, por lo que los otros dos, unidos al eje de su miembro principal y la parte inferior de su escroto, fueron eliminados quirúrgicamente. El bebé tenía tres meses cuando cuando se descubrió su condición y no está claro por qué los médicos no notaron nada extraño en su nacimiento.

Te puede interesar...

Los padres del bebé lo llevaron al hospital debido a un hinchazón en el escroto (bolsa de piel que recubre a los testículos). Sin embargo, una vez en el centro, los médicos observaron que tenía tres penes: un miembro de dos centímetros y otro de un centímetro.

Los urólogos encontraron que ninguno de los penes adicionales tenía uretra, el conducto por donde pasa la orina, y decidieron que la cirugía era la mejor opción.

"Hasta donde sabemos, este es el primer caso reportado con tres penes o trifalia", escribió el doctor Shakir Saleem Jabali en un estudio sobre el caso publicado en el “International Journal of Surgery Case Reports”.

No se encontraron problemas en una visita de seguimiento un año después de la operación, según el doctor Jabali. Los científicos todavía están desconcertados sobre la causa de los penes supernumerarios, el nombre técnico de los miembros adicionales, cuyo primer caso se informó en el siglo XVII.

Según el reporte, uno de cada cinco a seis millones de niños nace con más de un pene, con alrededor de 100 casos de difalia (dos penes) registrados en todo el mundo. Pero este niño iraquí es el primero en tener trifalia. Otro caso similar en India se volvió viral en 2015, pero los expertos no pudieron verificar la historia porque nunca se detalló en una revista médica.