Mundo Lunes, 19 de noviembre de 2018

El "Picasso" hallado en Rumania aparentemente es un fraude

Una novelista rumana que creyó haber hallado un cuadro de Pablo Picasso que fue robado hace seis años de un museo holandés aparentemente fue víctima de una broma pesada.

Mira Feticu dijo que una denuncia anónima la condujo al cuadro -supuestamente "Cabeza de Arlequín", de Picasso- bajo un árbol en el este de Rumania y lo entregó a la embajada holandesa.

Frank Westerman, un periodista holandés que viajó con Feticu a Rumania, escribió en Facebook que los habían engañado. "El supuesto Picasso perdido fue colocado allí por un par de directores de teatro belgas".

El Directorio de Investigaciones del Crimen Organizado y el Terrorismo rumano dijo el domingo que estudiaba las circunstancias del hallazgo. El lunes se negó a hacer declaraciones.

El curador del Museo de Ciencias Naturales rumano Ernest Oberlander-Tarnoveanu dijo a The Associated Press que "aunque sea una falsificación, se debe desmantelar científicamente".

Cuatro rumanos fueron condenados por el robo en 2012 de "Cabeza de Arlequín" de Picasso y otros seis cuadros valiosos de la galería Kunsthal de Rotterdam.

Una miembro de la banda, Olga Dogaru, dijo a los investigadores que quemó los cuadros en su estufa para proteger a su hijo, el presunto cabecilla. Posteriormente se retractó.

Más noticias