Mundo Domingo, 18 de noviembre de 2018

El futuro político de Brasil sería un "asunto de familia"

El presidente electo del país vecino, estará acompañado por la presencia de tres de sus hijos en puestos claves.

Jair Bolsonaro en la presidencia. Sus hijos: Flavio en el Senado, Eduardo en la Cámara de Diputados y Carlos en el Concejo Municipal de Río. A partir de enero la vida política en Brasilia será un asunto de familia.

"Esta es la primera vez que tendremos un presidente con un hijo en la cámara de Diputados y otro en el Senado", observa Sylvio Costa, fundador de Congresso em Foco, un sitio especializado en el parlamento.

"Tendrán, por supuesto, influencia sobre el gobierno", aunque no tengan un puesto en él.

La semana pasada, Jair Bolsonaro y tres de sus cinco hijos participaron en el Congreso en la celebración de los 30 años de la Constitución.

Carlos no se encontraba en Brasilia, pero Flavio, Eduardo y el joven Renán fueron parte de los escasos invitados al encuentro entre su padre y el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Dias Toffoli. Tras la reunión, el saludo de Toffoli y Eduardo fue glacial: durante la campaña, el hijo del presidente electo declaró que "un soldado y un caporal bastan para cerrar la Corte Suprema".

Los hijos mayores de Bolsonaro -Flavio, Carlos y Eduardo- militan abiertamente el programa de extrema derecha de su padre.

El mayor, Flavio, un abogado de 37 años, se hizo conocer cuando asumió la conducción de la campaña tras el atentado que estuvo a punto de costarle la vida a Jair Bolsonaro, en septiembre. Muy fácil le resultó ser electo senador.

Los soldados Bolsonaro

Carlos, de 35 años, integrante del Concejo Municipal de Rio desde hace varios períodos y diplomado en ciencias aeronáuticas, es el estratega 2.0 de Jair Bolsonaro. Su manejo de las redes sociales fue decisivo para la victoria de su padre. Además tiene una reputación de hombre reservado y caprichoso.

Aunque no obtenga más adelante un cargo en Brasilia que lo acerque al resto del clan, seguirá ocupándose de la comunicación de su padre en las redes sociales.

Eduardo, de 34 años y abogado de formación, acaba de ser reelecto diputado federal en Sao Paulo, con un caudal histórico de 1,84 millones de votos. Se lo ha visto muy a menudo al lado de su padre, que pronto lo enviará en misión a Estados Unidos.

Flavio, el más moderado, subió a Instagram una foto con Eduardo y Carlos para despejar rumores de conflicto entre los hermanos. "Estamos unidos por un Brasil mejor, como soldados de nuestro capitán, nuestro padre Jair Bolsonaro".

¿Qué se podría esperar del clan?

"Flavio puede asumir la conducción de una de las comisiones del Senado, la de Educación o la de Relaciones Exteriores, para hacer avanzar el programa de su padre", dijo Marcio Coimbra, de la Universidad presbiteriana Mackenzie. "Eduardo tendrá un mandato fuerte y probablemente encabezará una de las comisiones importantes de la Cámara, como la de Relaciones Exteriores o la de Justicia", señaló el analista.

Más noticias