Mundo Martes, 14 de agosto de 2018

Cuba inició las consultas para reformar su Constitución

Bajo el simbolismo castrista, pero con intenciones de apertura económica, 10 millones de cubanos opinan sobre la nueva Carta Magna.

Con abundante iconografía de Fidel Castro como telón de fondo, casi 10 millones de cubanos están convocados a una ronda de consultas para opinar sobre su nueva Constitución a partir de este lunes, cuando el fallecido líder cumpliría 92 años.

"¿Qué día mejor que el cumpleaños de Fidel para eso, verdad? Todos estamos de acuerdo, vamos a cumplir con eso, a tratar de que sea mejor la Constitución, mejor que la que había", dijo a la AFP Máximo de la Paz, un ingeniero eléctrico de 72 años.

Castro, nacido el 13 de agosto de 1926, falleció en 25 de noviembre de 2016, a los 90 años.

Fotos y frases del desaparecido líder histórico han sido renovadas en calles de La Habana para la ocasión, entre ellas su llamamiento a "cambiar todo lo que deba ser cambiado".

Los cubanos están llamados a opinar hasta el próximo 15 de noviembre sobre una nueva Carta Magna aprobada por la Asamblea Nacional en julio, que, entre otras reformas, reconocerá el papel del mercado y la actividad privada en la economía socialista de la isla, aunque siempre bajo la tutela del único y gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC).

También dará espacio al matrimonio igualitario, uno de los más polémicos cambios en una sociedad todavía lastrada por el machismo y la homofobia.

"Fidel siempre ha sido el símbolo de la ciudadanía, por lo tanto esta Constitución va a ser socialista, va a ser fidelista y próspera", aseguró Orestes Sabina, un trabajador de la industria petrolera de 70 años.

Opinión popular

Alrededor de 8,5 millones de cubanos mayores de 16 años, de una población de 11,2 millones, están convocados a opinar sobre el texto en 135.000 asambleas de consultas populares que se realizarán en centros laborales, estudiantiles, y en barrios.

Algo más de un millón de ejemplares impresos habían sido vendidos a un precio simbólico hasta el domingo.

Los criterios expuestos por la población serán recogidos por escrito y transferidos diariamente a un centro de procesamiento, hasta el 15 de noviembre, fin del debate público.

Por primera vez, los cubanos emigrados tendrán la oportunidad de participar en un debate político de la isla, al enviar sus criterios por vía digital, en un sitio que la cancillería cubana habilitará a inicios de septiembre.

Esto "constituye un hecho inédito en la historia de la revolución" de 1959, explicó Ernesto Soberón, quien encabeza la Dirección de la Cancillería dedicada a los Cubanos Residentes en el Exterior.

El gobierno estima en 1,4 millones de cubanos el exterior, dispersa en 120 países, aunque con núcleos muy importantes en Estados Unidos, España, México y Colombia.

La ilegal Mesa de Unidad de Acción Democrática, que agrupa varias organizaciones disidentes, saludó la prohibición de discriminación por raza, credo, género y limitaciones físicas que prevé el nuevo texto, pero exigió igual posición ante otros derechos humanos.