Mundo Miércoles, 28 de noviembre de 2018

Crece la tensión entre Rusia y Ucrania tras la detención de marinos

Un incidente sin precedentes en la península ucraniana marcó el inicio de la primera confrontación militar abierta en Crimea.

Un tribunal de Crimea ordenó la detención provisional de varios marinos ucranianos capturados por los guardacostas rusos frente a las costas de esta península ucraniana anexionada por Rusia, un incidente sin precedentes que aumentó las tensiones entre Moscú y Kiev.

Se trata de la primera confrontación militar abierta entre Rusia y Ucrania desde la anexión de Crimea en marzo de 2014 y el inicio el mismo año de un conflicto armado en el este de Ucrania, que enfrenta a las fuerzas ucranianas y a los separatistas prorrusos y ha dejado ya más de 10.000 muertos.

Acusados de haber atravesado ilegalmente la frontera rusa, doce marinos ucranianos, de los 24 que fueron detenidos el domingo, fueron puestos "en detención provisional hasta el 25 de enero", conforme a la decisión de un tribunal de Simferopol, capital de Crimea, constató un periodista de la AFP.

Esta decisión "no es legal y no se apoya jurídicamente en la base del derecho ruso, ni del derecho internacional", reaccionó a la salida del tribunal Aidar Azamatov, abogado de uno de los marinos, que añadió que apelará la decisión.

En total, una docena de marinos ucranianos comparecieron este martes ante un juez. El resto de los marinos lo hará el miércoles.

El incidente entre los guardacostas rusos y los buques ucranianos se produjo en el mar Negro el domingo por la noche cuando esos buques intentaban ingresar en el estrecho de Kerch para llegar al mar de Azov, una ruta marítima crucial para las exportaciones de cereales o acero producidos en el este de Ucrania.

Los guardacostas rusos, que dependen de los servicios de seguridad (FSB), controlaron por la fuerza a dos patrulleras y un remolcador ucranianos, acusándolos de haber entrado ilegalmente en las aguas territoriales rusas y capturaron a una veintena de marinos a bordo.

Rusia calificó el incidente de "provocación", mientras que Ucrania denunció un "acto de agresión" de Moscú y reclamó la liberación de sus marinos y el regreso de sus navíos.

"Seria preocupación"

Como respuesta, el parlamento ucraniano votó el lunes por la noche la instauración de la ley marcial en las regiones fronterizas de Ucrania.

Esta decisión sin precedentes desde la independencia de esta antigua república soviética en 1991 se tomó a iniciativa del presidente ucraniano, Petro Poroshenko, que la justificó por el creciente riesgo de una ofensiva terrestre rusa.

Su homólogo ruso, Vladimir Putin, advirtió por su parte el martes a Ucrania de cualquier acto "irracional" después de esta decisión y transmitió su "seria preocupación" a la canciller alemana, Angela Merkel, durante una conversación telefónica, en la que le pidió presionar a Kiev.

La ley marcial, que se aplicará a partir del miércoles por la mañana en Ucrania en una decena de regiones fronterizas, en particular con Rusia, Bielorrusia y las zonas costeras del mar de Azov, permitirá durante un mes a las autoridades ucranianas movilizar a la población, controlar los medios y limitar las reuniones públicas.

Más noticias