Diario Uno > Mundo > coronavirus

Coronavirus: un brote en un casamiento provocó 7 muertes

En un pueblo de Estados Unidos, una fiesta de casamiento para 55 personas generó un brote de coronavirus que alcanza los 177 casos

Una fiesta de casamiento que reunió a 55 personas e incumplió las medidas recomendadas generó un brote de coronavirus que provocó 177 casos vinculados, 7 internaciones y 7 muertes. Fue en un pueblo de Maine, en Estados Unidos, en agosto pasado.

Según la investigación del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, del 7 de agosto (fecha del casamiento) al 14 de septiembre, el Centro de Maine para el Control y la Prevención de Enfermedades (MeCDC) investigó un brote de coronavirus relacionado a ese casamiento al que asistieron 55 personas. Además, la transmisión secundaria y terciaria provocó brotes en una residencia a 160 kilómetros de distancia y una prisión a más de 300 kilómetros.

Te puede interesar...

Según el CDC, el 12 de agosto el CDC de Maine recibió informe de dos personas que habían dado positivo e informaron haber asistido a un casamiento el 7 de agosto. Ambos experimentaron fiebre, tos y dolor de garganta el 11 de agosto, mientras que otras tres personas más que informaron haber asistido y dieron resultados positivos en la prueba del coronavirus, lo que provocó inicio de una investigación de brote.

El pueblo en el que se hizo el casamiento, Millinocket, tiene una población de 4.500 personas y no había reportado casos de coronavirus hasta ese momento. Y la incidencia de Covid-19 en el condado era de 97 casos cada 100.000 personas.

casamiento-coronavirus.jpg
Un casamiento generó un brote de coronavirus en Maine.

Un casamiento generó un brote de coronavirus en Maine.

Algunos familiares (7 personas) viajaron desde California el 6 de agosto y de acuerdo a lo establecido por el gobierno de Maine, por haber dado negativo poco después de su llegada, no estaban obligados a hacer una cuarentena de 14 días.

El paciente 0 del casamiento era un residente de Maine e invitado que informó de fiebre, tos y fatiga el 8 de agosto y dio positivo en la prueba de coronavirus el 13 de agosto.

La celebración se llevó a cabo en un hotel que tenía un restaurante y cuatro áreas de comedor, incluido el salón de fiestas, la sala de desayuno, el bar y una terraza abierta. Los invitados se sentaron en salón de fiestas en 10 mesas, con 4 a 6 invitados cada mesa.

El número de invitados (55) superó el límite de 50 personas establecido en Maine para reuniones en interiores.

Se hicieron controles de temperatura a todos los invitados en la entrada pero aunque había carteles en la entrada que indicaban usar barbijo, los invitados no cumplieron, ni mantuvieron la distancia.

El 20 de agosto, 13 días después de la boda, MeCDC identificó 30 casos confirmados, entre ellos 27 de los 55 invitados. Los otros tres casos principales ocurrieron en un miembro del personal, un vendedor y un cliente que cenó en el lugar, pero que no era un invitado al casamiento.

El gerente del hotel informó que entre los 30 miembros del personal, 23 dieron negativo de coronavirus, 5 se pusieron en cuarentena sin realizar la prueba y 2 dieron positivo. Posteriormente, el MeCDC identificó 17 casos secundarios y 10 terciarios adicionales. 51 pacientes fueron sintomáticos y 51 casos fueron confirmados. De las 4 personas hospitalizadas, una murió; los 4o pacientes hospitalizados tenían 75 años o más, padecían afecciones médicas y no eran invitados al casamiento.

Tras el casamiento, uno de los contagiados tuvo contacto con un trabajador de una residencia que está a 160 kilómetros. Este trabajador informó el 11 de agosto que tenía síntomas pero ya había ido a trabajar a la residencia. El MeCDC recomendó realizar PCR todos los residentes y miembros del personal tras lo cual se detectaron 5 casos adicionales de coronavirus (4 residentes y un empleado).

Otro invitado al casamiento trabaja en una prisión a 320 kilómetros de Millinocket. Siete días después informó síntomas pero había ido a trabajar entre el 15 y el 19 de agosto en turnos de 8 horas. El 19 de agosto, 4 miembros del personal, incluido el invitado al casamiento confirmaron que estaban contagiados.

Para el 1 de septiembre, 18 miembros del personal y 46 presos habían recibido resultados positivos del coronavirus. La prisión implementó la detección diaria de síntomas al personal ni había impuesto el uso de barbijos tras el primer caso.

El CDC identificó 82 casos confirmados de coronavirus en la prisión, incluidos 18 (de 43 miembros del personal) 116 presos y 16 contactos domésticos de los miembros del personal.

Los casamientos, cumpleaños y reuniones de mucha gente son eventos de súper propagación del coronavirus.