Mundo Viernes, 23 de febrero de 2018

Colaborador complica a Netanyahu en una denuncia por corrupción

El Primer Ministro de Israel, Benjamín Netanyahu.

Un estrecho colaborador del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, involucró directamente al mandatario en uno de los casos de corrupción por los que se lo investiga, lo que disparó especulaciones en Israel no solo de una inminente renuncia del gobernante sino de su eventual arresto.

La prensa israelí informó que el ex director general del Ministerio de Comunicaciones Shlomo Filber declaró en los interrogatorios ante la Justicia que actuó como "un rehén" por orden de Netanyahu en el llamado caso 4.000, en el que se investiga si otorgó favores millonarios al gigante telefónico Bezeq.

El popular portal de noticias de Bezeq, llamado Walla, habría realizado una cobertura favorable al primer ministro y su esposa.

Filber, quien pactó con la Fiscalía para ser testigo del Estado y evitar una condena, está detenido desde el domingo. "Cumplí instrucciones explícitas de Netanyahu. No participé en ellas. Recibí instrucciones detalladas de él. Él me dejó claro de quién tenía que ocuparme y cómo. No quiero obstruir la investigación y he dado un testimonio muy detallado", dijo Filber a la Justicia.

Dejanos tu comentario