Mundo Jueves, 29 de marzo de 2018

Chile le pidió a la Corte de La Haya que rechace los reclamos de Bolivia

En el último día de alegatos, el representante trasandino aseguró que "no existe ningún muro" con La Paz, que insiste en abrir la negociación para el acceso al Pacífico.

Chile aseguró que no existe "ningún muro" con Bolivia y negó estar obligado a negociar un acceso al mar tal y como reclama La Paz, en el último día de los alegatos sobre este vieja disputa marítima que dirime la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

"No hay ningún muro entre Chile y Bolivia, no hay ningún muro entre Bolivia y el Océano Pacífico, no hay muros entre Bolivia y sus demás vecinos", dijo en La Haya Claudio Grossman, el representante chileno ante la Corte y pidió que desestime "todas las demandas" que Bolivia ha presentado para reclamar a su país una negociación sobre su eventual acceso soberano al Océano Pacífico.

"Bolivia ha retratado a Chile como un carcelero del pueblo boliviano. Chile rechaza firmemente esa caracterización errónea", dijo Grossman, quien añadió que su país "ha sido y continúa siendo un vecino cooperativo y amistoso".

"Bolivia no está encarcelada, y menos aún por Chile, sé lo que es una cárcel y esto no es lo es", insistió, asegurando que Bolivia puede acceder fácilmente al Pacífico gracias a las infraestructuras existentes.

Chile expuso ayer sus argumentos en la segunda semana de audiencias ante la CIJ, después de que lo hiciera Bolivia el martes, y cerró la etapa oral ante la Corte, que ahora tendrá que deliberar.

El fallo, que se espera dentro de unos meses, no dirimirá el fondo de la cuestión sino únicamente el pedido de Bolivia de saber si Chile está obligado o no a negociar esa salida al Océano Pacífico.

La Guerra del Pacífico de 1879-1883 hizo perder a Bolivia 120.000 km2 de territorio y sus únicos 400 km de costa en el Pacífico en favor de Chile. En 2013 el gobierno boliviano llevó a Chile ante la CIJ.

"Bolivia no logró probar ninguno de los tres puntos que necesitaba probar (...) No probó que Chile contrajo una obligación vinculante de negociar, no probó que Chile violó dicha obligación, y no probó que está supuesta obligación exista hoy", dijo por su parte el presidente Sebastián Piñera desde Santiago.

El presidente boliviano, Evo Morales, aseguró inicialmente en un mensaje en Twitter que Chile "amedrenta al mundo"."Este litigio nos ha permitido hacer conocer al mundo que Bolivia nació con acceso directo al océano Pacífico, que nos fue despojado por una usurpación y que Chile se comprometió a resolver este problema pendiente", explicó.

"Los sucesivos compromisos asumidos por Chile constituyen un reconocimiento expreso de que existe un problema pendiente entre ambos países" añadió.

En La Haya, uno de los abogados de la delegación chilena denunció precisamente los mensajes de Morales.

"En estos tiempos de tuits presidenciales en medio de acciones jurídicas ante la Corte, Bolivia tiene derecho a su propia opinión, no tiene derecho a sus propios hechos" dijo el abogado Daniel Bethlehem, que mostró al tribunal uno de los mensajes de Morales.

El martes Bolivia defendió a su vez sus argumentos, asegurando que el país tiene un derecho "adquirido" a negociar con Chile.

"Ni Dios ni la Corona de España dieron a Chile el litoral del Pacífico. La fuerza le otorgó ese acceso", aseguró el abogado Antonio Remiro Brotons.