Mundo Lunes, 6 de agosto de 2018

Cayó uno de los líderes narcos más buscados de Colombia

Carlos Mario Tuberquia Moreno fue detenido en una zona aledaña al municipio de San Rafael, departamento de Antioquia, al noroeste de Colombia.

Las autoridades de Colombia capturaron al segundo en la cadena de mando del Clan del Golfo, la mayor banda narcotraficante del país, según informaron fuentes oficiales.

"Todo mi reconocimiento a @PoliciaColombia y @FiscaliaCol por la captura de alias Nicolás, segundo al mando del Clan del Golfo.

Nuestras autoridades seguirán combatiendo sin tregua a estos delincuentes", escribió el presidente saliente, Juan Manuel Santos, en Twitter.

Carlos Mario Tuberquia Moreno fue detenido en una zona aledaña al municipio de San Rafael, departamento de Antioquia (noroeste), en un operativo conjunto entre la policía y la fiscalía, aseguró por su parte el ente investigador.

Por Nicolás , considerado la mano derecha de Dairo Antonio Úsuga, Otoniel, el líder del clan y el hombre más buscado de Colombia, las autoridades ofrecían hasta 500 millones de pesos colombianos (unos 170.000 dólares) de recompensa.

Tuberquia Moreno, que perteneció a los paramilitares de ultraderecha desmovilizados en 2006, es acusado de los delitos de terrorismo, homicidio y amenazas.

La audiencia judicial en su contra se realizó ayer en Medellín, agregó la fiscalía.

El Clan del Golfo está conformado por remanentes de milicias de extrema derecha desmovilizadas en 2006 durante el gobierno de Álvaro Uribe, y es encabezado por alias Otoniel, por quien Estados Unidos ofrece una recompensa de cinco millones de dólares.

La organización anunció en setiembre de 2017 su intención de someterse a la justicia.

Santos, que dejará el poder el martes en manos del derechista y opositor Iván Duque, dijo en una entrevista con AFP que "los abogados que representan al clan dicen que están en trámites para rendirse, luego de la aprobación de una ley para su sometimiento colectivo".

La banda narcotraficante contaba con unos 1.800 miembros hasta mediados del año pasado.

Aunque el presidente Santos pasará a la historia como el presidente que desarmó a las FARC, algunas polémicas que tuvo durante su gobierno le harán sombra durante su retiro.