Mundo Martes, 24 de julio de 2018

Barenboim: "Me da vergüenza ser israelí"

El pianista y director de orquesta argentino Daniel Barenboim, un ferviente activista por la paz en Medio Oriente, afirmó que siente "vergüenza de ser israelí" por la reciente sanción de una ley que define a Israel como el estado nacional del pueblo judío y que según sus críticos ignora a las minorías.

"Tenemos ahora una ley que confirma a la población árabe como ciudadanos de segunda clase. Es entonces una forma muy clara de apartheid", denunció el artista, argentino por nacimiento pero nacionalizado israelí, en una columna de opinión publicada el lunes por el diario La Nación y un día antes por el periódico Haaretz de Israel.

La norma en cuestión fue sancionada el pasado jueves por el parlamento israelí y según el gobierno de Benjamin Netanyahu da fuerza de ley al carácter que ya tiene Israel desde su fundación en 1948 como estado nacional del pueblo judío. Los opositores a la nueva legislación denunciaron que margina a la minoría árabe del país -alrededor del 20% de la población- y degrada el idioma árabe de oficial a tener una posición "especial".

"No creo que el pueblo judío haya vivido veinte siglos, entre persecuciones y el sufrimiento de crueldades infinitas, para convertirse ahora en opresores e infligir la crueldad a los otros. Esta nueva ley hace exactamente eso. Por eso hoy me da vergüenza ser israelí", señaló Barenboim, quien se encuentra de gira en Buenos Aires.

El pianista de 75 años creó en 1999 junto al escritor estadounidense-palestino Edward Said la orquesta West-Eastern Divan, integrada por jóvenes músicos de origen israelí y árabe para promover a través de la música la paz en Medio Oriente.

Una década después Barenboim adoptó la ciudadanía palestina honoraria, primer caso en el mundo con ciudadanía de ambos países.