Mundo Viernes, 26 de octubre de 2018

Assange se entregaría si le garantizan que no lo extraditarán a EE. UU.

El fundador de WikiLeaks está asilado en la embajada de Ecuador en Londres desde 2012.

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, asilado en la embajada de Ecuador en Londres desde 2012, estaría dispuesto a entregarse a la justicia del Reino Unido si se le asegura que no será extraditado a Estados Unidos, dijo este viernes uno de sus abogados.

"Él podría afrontar esa situación, claro que lo podría hacer. Pero lo que se está solicitando de parte del equipo legal es que exista el aseguramiento necesario de que después de esa condena no sea extraditado a Estados Unidos", dijo el ecuatoriano Carlos Poveda, uno de los abogados de Assange, al canal Ecuavisa.

El procurador general ecuatoriano, Íñigo Salvador, dijo el jueves a la prensa que Quito había conseguido "garantías" por parte de Londres de que el creador de WikiLeaks "no sería" entregado a ningún país en caso de salir de la legación.

La justicia británica mantiene una orden de detención contra Assange por incumplir obligaciones de su libertad condicional cuando era acusado de supuestos delitos sexuales cometidos en Suecia.

Aunque las causas suecas no prosperaron, el creador de WikiLeaks teme que si deja la embajada pueda ser extraditado a Estados Unidos, por difundir miles de secretos oficiales de esa nación a través de su página web.

Assange se refugió en la legación de Ecuador en Londres en junio de 2012 para evitar entonces ser extraditado a Suecia para responder a las acusaciones. Dos meses después, Quito le concedió asilo diplomático sin que el Reino Unido le otorgara un salvoconducto para que pudiera salir sin problemas de la embajada.

"En la justicia británica él (Assange) podría estar inclusive condenado de tres a seis meses" de cárcel por desacatar términos de su libertad condicional, indicó Poveda.

El abogado agregó que la garantía de que no será entregado a Estados Unidos es una "condición sumamente importante" para que el australiano de 47 años se someta a la justicia británica.

Más noticias