Mundo Jueves, 29 de marzo de 2018

Assange fue aislado por hablar de otros países

El Gobierno de Ecuador restringió el acceso a las comunicaciones, y también las visitas, al periodista Julian Assange por "no poder controlarse" y opinar sobre cuestiones que ese país considera perjudican a su política exterior, entre ellas la de Cataluña y sobre la expulsión de los diplomáticos rusos.

Assange, consideró con ello el Gobierno ecuatoriano, ha violado un acuerdo de diciembre de 2017 por el que se había comprometido a no opinar sobre cuestiones de otros países y deberá afrontar esta desconexión "de forma indefinida".

De las sanciones informó el Gobierno de Ecuador en un comunicado en el que decía haber suspendido "los sistemas que permiten a Assange comunicarse con el exterior desde la embajada ecuatoriana en Londres", donde está asilado desde hace cerca de seis años.También le restringen las visitas.

Las decisiones comenzaron a aplicarse desde el martes y reflejan el cansancio del actual Gobierno de Lenín Moreno con los continuos pronunciamientos políticos del fundador de WikiLeaks.

"No cumplió un acuerdo que él mismo firmó de silencio y de no intervención en temas internos de otros Estados, violó el compromiso, por lo que hemos procedido a cortarle el acceso a las comunicaciones", dijo la canciller María Fernanda Espinosa, en un acto público.