Mundo Sábado, 24 de febrero de 2018

Ámsterdam celebra su Festival del Chocolate con sabor latino

De los más de 80 expositores del festival, la mitad proviene de países latinoamericanos.

Los amantes del chocolate tienen este fin de semana una cita en la capital de Holanda con la sexta edición del Festival Chocoa, donde productores de medio mundo, muchos de ellos de Colombia, Perú y Ecuador, dan a probar sus creaciones más exquisitas.

"La gente aquí puede explorar el mundo del cacao de diferentes maneras", explicó a Efe Caroline Lubbers, cofundadora de Chocoa, que destaca entre sus objetivos dar a conocer "la experiencia de conocer buenos chocolates" y que el público tenga la oportunidad de "encontrarse con los creadores y hacerles preguntas".

De los más de 80 expositores del festival, la mitad proviene de países latinoamericanos, los cuales destacan porque "son muy activos, tienen un cacao de una calidad muy alta y están en búsqueda de nuevos mercados", indicó Lubbers.

La organización ha preparado catas para enseñar a distinguir las texturas y consistencias que pueden tener los diferentes chocolates, yendo más allá de diferenciarlos sólo por la cantidad de azúcar que contienen.

Una buena parte de los expositores ofrece chocolate en forma de barras, pero también se celebra un concurso para designar el "mejor chocolate caliente de Holanda", que tiene como jurado al propio público y cuya decisión se sabrá este domingo.

Participan sólo seis productores, cada uno de una parte diferente del mundo. "El chocolate caliente que se toma normalmente en Holanda es muy dulce y no tiene mucho cacao. Queremos que la gente pruebe la riqueza del chocolate en la bebida hecho con un cacao de calidad", dijo Lubbers.

Por otro lado, varios cocineros van a explicar recetas cuyo ingrediente principal es el cacao y que van más allá de los habituales dulces y postres.

El festival se desarrolla en el Beurs van Berlage, un edificio con más de un siglo de historia que albergó la Bolsa de Valores del país, con una larga tradición de compra y venta de productos, entre ellos el cacao.

"El comercio directo y construir buenas relaciones con los compradores es cada vez más importante", destacó Lubbers.

Otro de los objetivos del festival es arrojar luz sobre los mitos y bulos que rodean a este producto, como una noticia aparecida en 2014 en la prensa británica prediciendo la desaparición del chocolate en 2020 por culpa de la creciente demanda de China.

"El mercado chino tiene mucho potencial por la cantidad de personas que lo forman, pero su consumo no crece tanto como en Occidente", clarificó Lubbers.

La confundadora de Chocoa reconoció que la mayor demanda de chocolate ha conllevado precios más altos, pero defendió que también es posible aumentar la producción siempre y cuando sea rentable para sus cultivadores.

"Muchos de ellos no tienen una vida decente", explicó Lubbers, poniendo como ejemplo la falta de interés que las generaciones más jóvenes de África Occidental han mostrado en continuar con los cultivos de sus mayores.

Esta circunstancia es importante porque en esos países se produce el 75 % del cacao que se consume en el mundo.

"Necesitan un modelo de negocio con mejores perspectivas. Los actuales productores morirán en algún momento. Si nadie toma el relevo, tendrá un impacto importante en la producción", añadió Lubbers.

Otro de los grandes objetivos del festival es aumentar la sensibilización de los consumidores respecto a la sostenibilidad del mercado, explicando qué se puede hacer para mejorar las condiciones laborales de agricultores y transportistas, así como reducir la actual brecha de género.

Las cinco ediciones anteriores del festival han reunido un total de 25.000 personas y la organización espera que entre hoy y mañana acudan unas 8.000.

Fuente: EFE

Dejanos tu comentario