Diario Uno > Mundo > Biden

Acusaron a un hombre de amenazar de muerte al presidente Biden

Un joven de 21 años fue acusado de haber amenazado de muerte al presidente de Estados Unidos Joe Biden a través de múltiples comentarios en la red social iFunny

Un hombre de 21 años fue acusado este martes de haber amenazado de muerte al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nacy Pelosi y a la gobernadora del estado Michigan, Gretchen Whitmer.

Joshua Docter, quien se entregó este martes y fue liberado bajo fianza, fue acusado de "un cargo de amenaza de terrorismo y un cargo de usar una computadora para cometer un delito grave", dijo la fiscal general de Michigan, Dana Nessel, en un comunicado.

Te puede interesar...

Docter publicó "múltiples comentarios amenazantes" en la red social iFunny en enero, precisó Nessel en una declaración citada por la agencia de noticias AFP.

En esas publicaciones, Docter decía que usaría un arma para matar a funcionarios elegidos como forma de "catalizar" una nueva revolución estadounidense.

Según la fiscal, el teléfono móvil de Docter almacenaba información sobre cómo fabricar bombas y dónde encontrar el material necesario para hacerlas.

"Amenazar a los funcionarios electos está en contra de la ley y mi oficina procesará a aquellos que intenten intimidar o aterrorizar a nuestros líderes estatales y federales", advirtió Nessel en el comunicado.

La primera presentación de Docter ante el juez está prevista para el 8 de abril.

A fines de enero, el gobierno lanzó un alerta antiterrorista por las amenazas de "extremistas" contra la administración Biden.

En su discurso de investidura el 20 de enero, Biden prometió "derrotar" el "aumento del extremismo político, el supremacismo blanco" y el "terrorismo doméstico".

Dos semanas antes, una turba irrumpió en el Congreso con el propósito de impedir que el Senado homologase la victoria de Biden ante el republicano Donald Trump en las elecciones de noviembre. El asalto al Capitolio dejó cinco muertos.

En octubre, la gobernadora Whitmer fue blanco de un pequeño grupo de ultraderecha que planeaba secuestrarla por haber impuesto restricciones sanitarias para frenar los contagios del coronavirus en Michigan.

Seis personas fueron acusadas en un tribunal federal, mientras otras ocho fueron imputadas de ayudarlos.