Mendoza Domingo, 22 de julio de 2018

Si te lo dice un juez... "Correr es bastante curador para el estrés"

Sebastián Sarmiento, juez penal colegiado, se refugia en el deporte para combatir la presión que le genera su trabajo. Desde hace cuatro años corre ultramaratones.

Con la necesidad de desestresarse y aislarse por un rato de las obligaciones laborales, el juez penal colegiado Sebastián Sarmiento comenzó, como muchos mendocinos, a trotar en el perímetro del lago del parque General San Martín. Pero esas vueltas lo llevaron por otro camino y hoy, y desde hace cuatro años, corre ultramaratones, que son carreras con distancias mayores a 42 kilómetros en montaña y donde su preferencia es por aquellas que superan los 100 kilómetros.

"La semana pasada corrí una de 110 kilómetros en Córdoba. Me fue bien, no llegué en los primeros lugares, pero terminé en la mitad, en una competencia que tuvo 3.500 corredores", comentó sobre su experiencia más actual.

-¿Qué lo llevó a realizar esto ?

-Una cuestión de estrés bastante grande. Estaba saliendo de ser director del Servicio Penitenciario y asumía como juez, y venía bastante estresado. Empecé a correr una vuelta al lago del Parque, como todo el mundo, después me sumé a un grupo de running y a fin de año ya empecé a correr la primera carrera larga. Siempre he hecho deportes, pero esto lo hago desde hace cuatro años.

-¿Lo ayudó para desestresarse?

-La verdad es que es bastante curador para el estrés. Es interesante, es como una terapia. En estas carreras largas son muchas horas. Por ejemplo, la Maratón des Sables son siete días y la misión fueron casi 60 horas de correr. Vas parando, durmiendo y hay muchas horas con tu cabeza en blanco o pensando algunas cuestiones, pero es totalmente reconfortante terminar este tipo de carreras, más allá del resultado, que no lo voy a buscar porque corren los mejores de Argentina. Sí quizás en las carreras cortas o acá en Mendoza puede llegar a ser una cuestión competitiva, pero en las ultradistancias es algo más espiritual.

Sebastián Sarmiento en acción como juez.
Sebastián Sarmiento en acción como juez.

-¿El terreno por el que corre cómo es?

-Mucha montaña. He corrido en el Sur, en Perú, en Chile y lo más diferente fue la Maratón des Sables en el desierto, que son 250 kilómetros en dunas. Tuve que ir a Lavalle a entrenar para adecuarme a eso. Pero generalmente es la montaña, y acá en Mendoza somos unos privilegiados.

-Van equipados...

-Sí, y depende de la carrera, pero generalmente hay un equipamiento obligatorio que tiene que ver con una mochila de hidratación. Si es muy larga y tiene desniveles se usan bastones de trekking, que son plegables; una linterna para cuando se hace de noche, comidas energéticas, geles y elementos de primeros auxilios, porque las caídas y los golpes son muy grandes. Cuando son carreras de autosuficiencia hay que llevar la bolsa de dormir, ropa térmica, silbato de emergencia, brújula, GPS. O sea que va aumentado de acuerdo al tipo de carrera.

-¿Le lleva mucho tiempo de preparación cada carrera?

-Entreno pocas horas por día por una cuestión laboral, pero lo hago casi todos los días, con una hora y media o dos. Los fines de semana sí los aprovecho para un entrenamiento más a fondo, de cuatro o cinco horas.

-¿Más allá de que lo hace para desestresarse, lo ayuda también para encarar las actividades laborales con otra mentalidad?

-Absolutamente, de hecho yo trabajo en el juzgado, paro en la siesta para correr de 14 a 16, me baño en el club, vuelvo al juzgado y realmente no siento el cansancio, todo lo contrario, me siento mucho más activo. Muchas veces con un horario cortado uno vuelve medio cansado, pero en mi caso no. Y a muchos de los que hacen deporte en mi grupo les pasa exactamente lo mismo. Además es algo muy saludable, porque uno puede controlar el peso, sobre todo cuando vamos avanzando en edad, te mantiene con energías y ayuda muchísimo para el estado de ánimo cuando algunas cuestiones del trabajo son bastante desagradables.

-¿Ha logrado enganchar a algún compañero con esta actividad?

-Sí, David Mangiafico, que también es juez, empezó hace uno o dos años y también está la jueza Alejandra Mauricio, que corría desde antes. Hay varios que han empezado y que se prenden. Primero se asombran por las distancias, pero termina siendo adictivo.

-Siempre le gustó el deporte, incluso organizó partidos entre internos y periodistas o con algunos futbolistas cuando era director del Servicio Penitenciario...

-Fueron experiencias lindas. Hemos hecho hasta olimpíadas con los internos, porque considero que el deporte iguala. Adentro de la cancha no hay diferencias y especialmente en contextos como estos.

-¿Con el fútbol cómo se lleva?

-Soy un apasionado del fútbol y fanático del Deportivo Maipú, voy siempre a la cancha. Ahora no se puede ir de visitante, pero antes iba a todos lados con mis amigos.

Funcionarios corredores

Son varios los funcionarios que complementan su actividad con este tipo de deportes. Quizá los casos más emblemáticos son los del senador nacional Julio Cobos y la vicegobernadora Laura Montero, quienes corren la maratón tradicional.

Mientras, Ulpiano Suarez, subsecretario de Gestión Pública y Modernización del Estado, también participa en ultramaratones.

Más noticias