Mendoza Lunes, 19 de febrero de 2018

Planean otras dos centrales térmicas para Mendoza

Luego de tres meses de generación exitosa, la idea es replicar el modelo de Anchoris, de Luján, en Papagayos y en Malargüe.

A 5 meses de su inauguración y a tres de que empezara a generar energía eléctrica, Mendoza ya analiza replicar la experiencia de la Central Térmica de Anchoris en Papagayos y en Malargüe.

Mendoza solo espera que el Gobierno nacional defina cómo será la contratación de energía en el futuro. Así lo confirmó el subsecretario de Energía y Minería, Emilio Guiñazú, quien dijo: "Estamos muy contentos por los resultados, después de que Anchoris comenzara su operación comercial en diciembre pasado".

La satisfacción se sustenta en números: 200.000 metros cúbicos de gas venteado, que se iban a la atmósfera y se desperdiciaban diariamente, producen energía eléctrica para 125.000 mendocinos y mayores regalías para Mendoza.

La planta termoeléctrica de Anchoris implicó una inversión privada de 100 millones de dólares, fue inaugurada en setiembre y en diciembre comenzó a incorporar 41 megavatios (MW) a la red eléctrica de la provincia. Actualmente, provee de energía eléctrica a unas 125.000 personas del Valle de Uco.

Cuenta con cuatro generadores chinos de 130 toneladas y la inversora es Galileo Technologies, una empresa argentina especializada en tecnologías de tratamiento de gas.

La central está ubicada al este de la Ruta Nacional 40, a la altura del kilómetro 48, en El Carrizal, de Luján de Cuyo.

A tres meses de comenzar a pleno la generación de energía, Guiñazú destacó: "Se está aprovechando el gas de venteo de los pozos petroleros, que antes se desperdiciaba e iba al aire y se produce energía para la red provincial que, además, le aporta mayores regalías a la Provincia".

El funcionario indicó que, teniendo en cuenta lo exitoso del proyecto, "ya están avanzados dos proyectos similares para construir en Papagayos y en Malargüe, pero estamos esperando que la Nación defina cómo será la contratación energía en el futuro, ya que esto es clave para los potenciales inversores".

Además, destacó que a fines de 2017 se dio por terminada la emergencia energética nacional y esto implica que haya que analizar cómo se continuará.

En 2012 se amplió la red con Potrerillos

El terreno donde está la central fue cedido por el Gobierno de Mendoza, el proyecto fue elaborado por la Empresa Mendocina de Energía (Emesa) y la inversión fue realizada por Galileo Technologies, que vende la energía generada a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa).

Anchoris es la primera central termoeléctrica independiente en el mundo en ser alimentada por gas natural licuado (GNL) proveniente de pozos no conectados. El gas es tomado de distintos pozos petroleros de Mendoza, algunos tan lejanos como los de Malargüe.

Es gas que no sirve para consumo, que se desecha, que se ventea porque sale de pozos cuya explotación no es rentable. Comprimido en tanques -cada uno carga la capacidad de 600 camiones con GNC-, es trasladado a Anchoris y es combustible de la central, que en otros casos funcionan a gasoil y que produce una fuerte contaminación.

Se usa gas venteado para la producción de crudo y el proveniente de pozos no explotados por no ser rentables. Al utilizarse el material no usado por las petroleras, no quita gas a la red. Ese producto reduce el 30% las emanaciones de dióxido de carbono, que normalmente produce una central termoeléctrica.

Antes de poner en marcha Anchoris, el último proyecto que permitió ampliar la red eléctrica provincial fue Potrerillos, en 2012.

Dejanos tu comentario