Mendoza Miércoles, 4 de julio de 2018

Nevó hasta en el llano, pero la crisis hídrica continúa intacta

Las precipitaciones son normales para la época y seguirán hasta mañana. Sólo el 50% por arriba de la media serviría.

Amanecieron nevados ayer varios puntos de Mendoza y el fenómeno hasta sorprendió a media mañana a varios vecinos del Gran Mendoza. Buena noticia no sólo para los que disfrutan de la postal blanca, sino porque se supone que en invierno estas precipitaciones que han pronosticado hasta mañana, incluso, son más que necesarias. Sin embargo, desde el Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (Ianigla) recurrieron a la "calculadora científica" y aseguraron que no bastarían para que Mendoza salga de la crisis hídrica, lo que sólo ocurriría si nevara el 50% por arriba de la media, lo que sería extraordinario porque la acumulación en alta montaña es hasta menor que la esperada. Y mala noticia para los que sufren el frío, está claro.

Que la nevada de estos días es normal para la época en cordillera, precordillera y algunos sitios como Valle de Uco, Potrerillos y el Sur -hasta donde anoche permaneció cortada la ruta 143 entre Pareditas y San Rafael-, pero que no es tan común para el Gran Mendoza, donde por segundo año consecutivo cae nieve en pleno centro, es parte de la descripción que los especialistas del Ianigla del Conicet dieron con respecto al clima de esta semana.

Además, anunciaron que la inestabilidad y la probabilidad de precipitaciones en el llano continuarían hasta mañana y parte del viernes, sobre todo para la zona Centro Oeste, y que el acumulado de nieve podría alcanzar para el viernes unos 50cm en el paso Cristo Redentor, o lugares aledaños, y entre 70cm y 1 metro para el paso Pehuenche o Las Leñas.

"Los días más fríos continuarán hasta mañana (por hoy), cuando la máxima continúe por debajo de los 7 grados. Las mínimas se mantendrán toda la semana entre 1 y 2 grados, y las máximas irán en ascenso hacia el fin de semana, cuando alcancen los 12 o 13 grados", detalló Juan Rivera, del Ianigla, reafirmando la probabilidad de nuevas ocurrencias de fenómenos de aguanieve a nieve durante dos jornadas más.

A nivel general, a modo de balance sobre cómo ha sido el comportamiento climático en lo que va del año, el científico destacó que no es muy positivo porque hay que analizar dos aristas: la frecuencia y la acumulación de nieve. "En frecuencia, estamos en condiciones normales. Porque en invierno es normal que se den ingresos de masas de aire que favorezcan condiciones de nevadas. El problema es que la acumulación de nieve prevista para alta montaña no es la normal o la que se espera para un invierno promedio. Si bien falta bastante para que termine, la perspectiva es que se esperen acumulaciones por debajo de lo normal", agregó Rivera, destacando que si los pasos internacionales se cierran no es signo necesariamente de que la acumulación es la esperada y que la tendencia decreciente se venía previendo desde febrero.

Con respecto al impacto que pueda tener para la provincia y su crisis hídrica, dijo que esto no la agudizaría aún, pero que implica que Mendoza no salga de esa situación a fin de año. "Nos hemos preguntado qué pasaría si en alta montaña se acumulara el 50% extra de nieve, por encima de la media, y así y todo se podría volver a condiciones normales pero no habría exceso de este recurso. Pero en los últimos 60 años no ha sido habitual un superávit de 50%, por eso estamos hablando de algo muy extraordinario para que ocurra", señalaron desde el Ianigla, dando casi por seguro que un "año nevador" no alcanzaría para evitar la falta de agua. Salir de esa situación dependerá de la acumulación de nieve de los próximos años, pero estiman que podría ocurrir en 3 años o hasta en 5 más.

Esto, dijeron, debiera ser un llamado de atención para que se mantengan e intensifiquen las campañas de ahorro y cuidado del agua, sobre todo durante el verano, pero también para que se estudien obras a largo plazo que permitan el estudio del agua de subsuelo para su aprovechamiento, como el de la lluvia de verano, porque las condiciones climáticas indican una tendencia positiva a que siga lloviendo y mucho más para esta época del año.

Rutas cortadas en el Sur

La acumulación de nieve y las condiciones de las calzadas producto del fenómeno climático de estos días llevaron a que algunas rutas debieran ser cortadas o con pedido de suma precaución para ser transitadas.

Entre ellas estuvo la 143, entre San Rafael y San Carlos, a la altura de Pareditas. El paso por allí se vio interrumpido de forma momentánea durante la mañana y se permitió, después, hasta las 20, cuando volvió a cortarse. Recién a las 8 de hoy se permitirá el acceso al Sur de la provincia por esta vía si las condiciones lo permiten.

La ruta 144, que une a Malargüe con San Rafael, fue otra de las afectadas por el hielo en la calzada, pero podía transitarse con suma precaución.

También en alta montaña se cerró el paso Cristo Redentor.

Dejanos tu comentario