Mendoza Martes, 18 de septiembre de 2018

Mendoza no tiene un registro de Patrimonios Culturales perdidos

El Director del área, Marcelo Nardecchia manifestó que es "imposible tener ese dato".

La venta en Mercado Libre del reloj del frontis del ex Banco Mendoza, reveló que la provincia no cuenta con el dato de los patrimonios culturales que tenía y han desaparecido con el pasar del tiempo.

El Director de Patrimonio Cultural y Museos de la Secretaría de Cultura afirmó que es "imposible tener ese dato".

Al ser consultado por los bienes considerados patrimonios por Mendoza, el funcionario se mostró ofendido y no quiso responder argumentando que esa información no es cuantificable.

"En el mes del patrimonio y con todo lo que estamos haciendo hay que mirar al futuro, no ponerse a ver las cosas que se han perdido desde hace 40 años", dijo enojado por el interrogatorio.

En las últimas horas se conoció que un anticuario de Maipú tendría en su poder el reloj y las puertas giratorias del Espacio Contemporáneo de Arte (Ex Banco Mendoza), que se perdieron en 1999.

El negocio de antigüedades, puso a la venta en Mercado Libre ambos objetos, considerados patrimonios culturales. Los precios que fijó son 50 mil pesos para el reloj y 470 mil pesos para la puerta.

La Secretaría de Cultura dio con la publicación y realizó la denuncia hace un mes.

El vocero de la cartera señaló que en un principio recurrieron a la Fiscalía de Estado y de allí los mandaron a la Oficina fiscal 1 Comisaría 3ª. El caso se encuentra en etapa de investigación, por lo que los funcionarios han decidido no hablar al respecto.

Dudas sobre el reloj

El patrimonialista e historiador, Ricardo Ponte, planteó sus dudas acerca de que el reloj sea el original, argumentando que ese tipo de objetos "tan importantes" tienen marca.

Sin embargo, no es el único caso de pérdida de bienes patrimoniales o mal cuidado de los mismos, según resaltó el especialista en radio Nihuil.

Contó que en 1918, al finalizar la Primera Guerra Mundial, se inauguró el edificio del Banco Mendoza que había comenzado en 1914 pero se debió suspender.

"En la otra esquina, donde hoy se encuentra una sucursal del Banco Nación, en la cornisa sobre la ochava había una figura de una mujer que representaba a la República junto a un reloj pero ambos desaparecieron", indicó Ponte.

"Uno de los casos más emblemáticos es el del reloj que estaba en una torre en lo que hoy se conoce como la plaza San Martín pero que hasta 1903 se la llamó 'la plaza del reloj'. Cuando se lo sacó fue llevado a la escuela Patricias Mendocinas. Allá está, escondido y sin funcionar como si fuera un ataúd", detalló.

Otro ejemplo, es el millonario robo de 136 joyas bibliográficas de la biblioteca San Martín en 2003. Las piezas fueron editadas durante los siglos XVI, XVII y XVIII.

Este mismo año, se robaron el cuadro "Aquel tapado de armiño", del pintor Ricardo Embrioni durante la asunción de Julio Cobos a la gobernación.

"El patrimonio cultural no se ve valora ni usa", sentenció el patrimonialista.