Mendoza Sábado, 24 de febrero de 2018

Máxima tensión entre el Gobierno y el SUTE

Si el lunes el SUTE ratifica su postura, el Poder Ejecutivo sacará el incremento por decreto y sin la cláusula gatillo. El plenario del gremio docente rechazó el alza del 15,7% ofrecido por el Ejecutivo.

(UNO - Nicolás Bordón)

Estos no son buenos momentos en la relación entre el principal gremio docente (SUTE) y el Gobierno provincial. Mientras Alfredo Cornejo y el ministro de Gobierno, Dalmiro Garay, sostenían que si el lunes no hay acuerdo en el ámbito paritario, el aumento del 15,7% se dará por decreto y sin cláusula gatillo, el SUTE confirmaba que el plenario docente había rechazado la propuesta oficial.

No obstante, el gremio llevaría a la paritaria del lunes una "propuesta superadora" para facilitar el pago de otro 7,6% que el sindicato de los trabajadores de la educación pide como forma de recomposición salarial por la inflación del año pasado.

Al respecto, el ministro Garay aseveró: "Nuestra intención es dialogar y no cerrar la discusión, pero el problema son los marcos en los que se da esta discusión. No puede haber otro aumento de 7,6% sobre el 15,7% o nada. Nosotros tenemos que acotarnos al Presupuesto votado en la Legislatura".

Negativa del SUTE

Después de una carta que el secretario general del SUTE, Sebastián Henríquez, publicó en la red social Facebook para responder a las polémicas declaraciones del gobernador sobre su salud mental (ver aparte), volvió a aparecer en los medios.

Esta vez fue para informar que el plenario del sindicato había resuelto rechazar la propuesta oficial del 15,7% en tres tramos, con cláusula gatillo, pero sin el 7,6% extra de recomposición solicitada por los docentes. "Tenemos voluntad de seguir negociando. Estamos armando una propuesta superadora".

Al tiempo, el gremialista agregó: "Estamos pidiendo recomponer el salario que perdimos el año pasado.

Podemos discutir cómo se otorga este porcentaje y que nos garanticen no perder poder adquisitivo mes a mes durante el 2018, de acuerdo a la inflación. Esta es una política de empate no de victoria, no implica ganar salario, sino no perderlo".

Henríquez fue más allá al criticar la postura del Ejecutivo frente a lo solicitado por los docentes. "Un gobierno tiene que garantizar al menos a sus trabajadores que no va a perder salario frente a la inflación. Y ya no estamos hablando de ganar lo que se merecen". Además, remarcó que ya en enero la inflación alcanzó el 3,7%. Si en febrero alcanza el 2%, entonces se licuaría la cuota del 5% que quieren otorgar hasta julio. El secretario dijo además: "Hay que recordar que la cláusula gatillo se activa con el 15,7% acumulado, no mes a mes. O sea que si ya perdimos hasta febrero el 5%, esa falta se va a sentir hasta mitad de año".

Los límites del Gobierno

Alfredo Cornejo no hizo declaraciones sobre la carta que Henríquez le dirigió, pero sí se refirió a la discusión paritaria con los trabajadores de la educación, mientras participaba de un acto oficial en La Paz. No negó que los sueldos de los maestros fuesen bajos, pero explicó que no prometerán más de lo que pueden dar.

"Decirle a la gente que todo es felicidad desde la administración pública es fácil, pero no es hablar claro. Es mentira. Todo requiere esfuerzo. Mejorar el salario de los docentes va a llevar tiempo de organización. El salario de los docentes es bajo, yo he sido el primero en reconocerlo. Pero vamos a ir mejorando si organizamos el sistema y estamos progresando. Pero no se va a ver de un día para el otro. No lo va a ver mi gestión, sino en futuros gobiernos".

En tanto, el ministro Garay fue más duro con el sindicato. "No sé por qué ahora hablan de propuestas superadoras, si nunca llevaron ninguna propuesta a las paritarias que realizamos desde diciembre", sostuvo.

Sobre la reparación salarial que piden los educadores y de la moción de que se pague en cuotas, el ministro de Gobierno dijo: "El problema no es cómo se pague, sino el con qué. El Estado no es una empresa privada. Nosotros tenemos que acotarnos a un presupuesto".

Recalcó que desde el Ejecutivo reafirman que el inicio de clases será el 5 de marzo e instó a los padres a llevar los chicos a clases.

Además, ratificó que sin acuerdo, habrá decreto y sin cláusula gatillo. "El aumento hay que darlo igual, aunque los sindicalistas no estén de acuerdo. La cláusula gatillo no podemos darla si no es a través de un acuerdo cerrado por paritarias", manifestó. Y agregó: "Da la sensación de que en el SUTE no hubiera conducción, de que los docentes deben tomar las decisiones solos".

La carta

Henríquez utilizó la red social Facebook para contestarle al gobernador Cornejo. Este había dicho que el secretario General del SUTE tendría que ir a un psiquiátrico por lo que pedía.

"Quiero que le pida perdón a todas las personas que padecen de este tipo de enfermedades. Parece ser que para el gobernador esto es motivo de risa o de bullying. El gobernador despliega todos estos insultos y amenazas de decreto si las cosas no son cómo el quiere".

"Parece una escena de pura demostración de 'quién manda', concluyó Henríquez.

Dejanos tu comentario