Mendoza Martes, 12 de junio de 2018

Lobesia: para el gobierno, el plan de lucha favorece al productor

La oficina de prensa del Ministerio de Economía de Mendoza envió un informe comparativo según el cual los productores de uva salen beneficiados con el nuevo esquema que se ha propuesto para la lucha contra la peste de la Lobesia Botrana, donde habrá aportes del Estado nacional, del provincial y también de los privados.

Distintas agrupaciones de agricultores de la provincia habían manifestado la semana pasada su disconformidad porque entendían que el gobierno debía hacerse cargo del total de la compra de los químicos para evitar esta peste, que puede afectar hasta el 30% de las cosechas.

El documento del Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía detalla el rendimiento en dinero que tienen las producciones de 10, 20, y 40 hectáreas, de acuerdo a los tipos de uva que allí se produzcan. Mediante una comparación numérica muestra cuánto le costaría al productor comprar los químicos en el mercado y cuánto, con el plan oficial.

Así, un productor con hasta 10 hectáreas no pagaría nada por la lucha contra la peste, ya que la ayuda gubernamental le cubriría el total de los costos.

Por su parte, para un productor de hasta 20 hectáreas el costo de mercado de los difusores y agroquímicos sería cercano a los $100.000, teniendo que pagar al contado o con cheque a 30 días; mientras que con el sistema de contribución del Estado el costo sería de $15.000 pagaderos en cuatro cuotas iguales, de $3.750.

En el caso de los productores de hasta 40 hectáreas, siempre según el informe oficial, el costo de mercado de los elementos para combatir la plaga sería de casi $200.000 pagaderos al contado o con cheques a 30 días.

En cambio, con el plan oficial el costo sería de $45.000 en cuatro cuotas iguales de $11.250.

El método para controlar a la Lobesia botrana se denomina "de confusión sexual".

Consiste en borrar el camino que deja la hembra para ser hallada por el macho y de esa fórmula se evita la cópula y la reproducción.

Se utiliza un difusor para borrarlo.