Mendoza Martes, 21 de agosto de 2018

Ley de Talles: pasaron 5 años de su sanción y nada cambió

Desde el Gobierno de Mendoza afirman que es inviable su aplicación, ya que se necesita una norma similar pero a nivel nacional.

En julio de 2013 se aprobó la Ley de Talles y Mendoza se convertía en una provincia más en sancionar una norma que pondría fin a los estereotipos a la hora de comprar una prenda, y la odisea de conseguir unos jeans sería para muchos parte del pasado.

Sin embargo, cinco años después la norma no sólo no pasó de la buena intención, sino que tampoco fue reglamentada porque, según afirman, es inviable, ya que lo que se debe hacer es sancionar una norma similiar pero a nivel nacional.

Mercedes Zuloaga, directora de Fiscalización y Control, dijo que existen al menos 12 leyes provinciales y que ninguna se aplica ni se ha reglamentado porque, simplemente, no se puede.

"Lo que falta es una ley nacional, que se está impulsando. Y es la única que podría aplicarse. El problema que tiene la norma provincial es que si bien habla de fabricantes y comerciantes, en las provincias los comerciantes compran en fábricas. El 90% se compra en Buenos Aires y el comerciante compra lo que le ofrece el fabricante", explicó Zuloaga.

Afirmó que la ley no se puede cumplir porque al mismo vendedor los fabricantes no le ofrecen todos los talles. La funcionaria explicó que, según la normativa, los comerciantes deberían medir cada una de las prendas que compran para ver si encuadran en los talles que prevé la ley y, en caso de que no sea así, ponerle otra etiqueta. "Esto es algo inviable, ver si cada prenda coincide es algo imposible de hacer, y menos reetiquetar si no está dentro de lo estipulado", comentó Zuloaga.

Dijo que no pueden multar a los comercios por algo que no depende de ellos cumplir, ya que son las fábricas las que no ofrecen los talles. "Yo me he reunido con pequeñas empresas mendocinas que venden indumentaria, ellos mismos dicen que les conviene tener talles más grandes. Uno puede ver de hecho que cuando hacen ofertas quedan los muy chiquitos; por ejemplo el L y el XL no están. El problema son los fabricantes, que quieren economizar tela y hacer menos talles para tener menos complicaciones de fabricación. El problema no parte del comerciante", sostuvo la funcionaria.

Desde el momento en que se sancionó la ley hasta ahora, el Gobierno en su gestión anterior hizo algunas acciones para su cumplimiento y de hecho hasta se lanzó la aplicación Tu Talle para que todos pudiesen buscar cuáles eran los comercios que cumplían con la norma.

Zuloaga dijo que, efectivamente, hubo fábricas mendocinas que sí se adhirieron a la ley y que tienen todas las medidas de ropa."Pero no abastecen al 100% de los comercios", aclaró.

¿Cuáles deberían ser?

Para que la ley pueda cumplirse debería crearse un sistema de talles estandarizados. De hecho, la legislación mendocina preveía que se realizara una Tabla de Medidas Corporales Normalizadas que debía establecer el organismo de aplicación de la norma.

El trabajo comenzó a hacerlo el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) a nivel local en 2015, pero perdió continuidad.

El llamado Estudio Antropométrico Nacional se inició en 2014 y este año, por ejemplo, se realizó en el verano en Mar del Plata un censo con un escáner 3D, en continuidad con la investigación.

El estudio tiene por objetivo definir la forma y dimensiones del cuerpo de la población de entre 12 y 65 años "según sexo, grupo etario y región del país", información que puede tener múltiples aplicaciones, entre las cuales "la de desarrollar un sistema de talles homogéneo y adaptado a los usuarios que puedan usar diseñadores, fabricantes y distribuidores", según expresaron desde el propio INTI.