Mendoza Miércoles, 6 de enero de 2016

La plaza San Martín luce abandonada y es víctima del vandalismo permanente

Están rotos casi todos los canteros, el agua de la fuente, que no funciona, está estancada y llena de musgo. Proyectan embellecerla después de la próxima Vendimia.

Parece un pantano, un reservorio de agua estancada llena de musgo y podredumbre de tiempos inmemoriales. No es algún lugar perdido y abandonado. Es la fuente de la plaza San Martín, que en pleno microcentro de la ciudad y a la vista de todos luce cada vez peor.

El espacio verde ubicado entre las calles 9 de Julio, Gutiérrez, España y Necochea de Mendoza tiene cada vez menos de verde y más de marrón. Después de las tormentas, la tierra que nadie limpió cubre gran parte del suelo de la plaza. Y en donde no hay restos de lo que dejó la lluvia las baldosas rotas o su falta hacen que caminar y subir y bajar las muchas escaleras que tiene se vuelva un verdadero desafío no apto para desprevenidos. Incluso las rampas están rotas.

La desidia y el vandalismo -sobre todo de los skaters- también alcanzan a prácticamente la totalidad de los canteros, a los que en las orillas les faltan más de un ladrillo.

Los bebederos no podían ser menos y están tapados y con basura adentro y ni el mismísimo monumento de San Martín se salvó y también lo escribieron con aerosol.

"La deuda grande que tiene la ciudadanía es la plaza San Martín", admitió el director de Paseos Públicos de Ciudad, Osvaldo Cairone. El funcionario explicó que la fuente no funciona porque cuando hicieron las rampas taparon los desagües y por lo tanto no pueden desagotarla a no ser que vayan con una máquina especial para eso, lo cual, por lo que salta a la vista por el color del agua, la suciedad y las capas de musgo, no se realiza desde hace mucho tiempo.

"La plaza tiene también problemas de hundimiento del monumento hacia el oeste y en la esquina noreste por lo que cada vez que llueve se producen estancamientos de agua", explicó Cairone.

"Todo el centro bancario y financiero está por ahí, es incómoda, muchas escaleras, falta de agua. Los bebederos los tapan, el sistema automático no lo arregla cualquier persona", agregó.Dijo que el año pasado hicieron una evaluación de los espacios públicos y que hay varios proyectos para el embellecimiento de la plaza. "Vamos a hacer una remodelación simple, pero bonita, con recursos propios", adelantó.

Cairone estimó que después de Vendimia estarán en condiciones de comenzar las obras de embellecimiento y que esta plaza es una de las prioridades.

Más noticias