Mendoza Miércoles, 22 de agosto de 2018

"Hay negocios paralelos y por ello hay invasión de tachas"

El diputado provincial Mario Vadillo señaló que es toda una movida de los municipios para hacer negocios paralelos.

El diputado provincial Mario Vadillo es el autor del proyecto que busca prohibir el uso de tachas para reducir la velocidad en las calles de Mendoza. En diálogo con diariouno.com.ar afirmó que la iniciativa está en comisiones, pero para que sea tratada en la Cámara Baja necesitarán del apoyo del oficialismo que confían en que no estará.

"No creemos que vayamos a tener éxito con la iniciativa que prohíbe el uso de tachas en las calles", manifestó.

Señaló que hay muchos intendentes que tienen sus propios diputados y que no quieren un proyecto de ley que "les termine el negociado".

"Hay un defalco y lo denunciamos porque es una cuestión que se presta a que haya compras que no se pueden controlar", indicó.

Explicó que "se está comprometiendo el erario público y por ende la información debe ser pública". Indicó que cuando piden datos de la cantidad de tachas por municipio, a quién se las compran, cuánto salen, cómo se reponen, "no hay dato alguno". Añadió que la reposición de tachas es incontrolable y allí es el principal punto de peligro a la hora de auditar gastos.

Foto: Luis Amieva / Diario UNO.
Foto: Luis Amieva / Diario UNO.

"Hay negocios paralelos y por ello hay invasión de tachas", afirmó.

En cuanto al argumento de las comunas de que si bien existe una queja repetida de los usuarios, las tachas son el elemento más pedido en las uniones vecinales; el legislador lo negó y dijo que las mismas ya no existen.

"No existen las uniones vecinales porque la gente es poco participativa. Lo único que queda son dos o tres punteros que reciben un subsidio del municipio, y que cada tanto, cuando la comuna necesita apoyo social, los desempolva y estas personas salen a hablar en nombre de 'la unión vecinal'", aseveró.

En busca de una alternativa

"Es de común conocimiento la problemática que también genera este sistema adoptado como reductor de velocidad, donde me encuentro con numerosas denuncias por accidentes viales debido a las tachas: motociclistas y ciclistas que han sufrido caídas debido al material carente de adherencia; colisiones dadas por vehículos que deben frenar repentinamente no solo para reducir la velocidad, sino también por el estado y cuidado de sus automotores que se ve comprometidos", expresa el proyecto de ley de Vadillo.

Amarillas. Las tachas son parte del paisaje vial del Gran Mendoza. Foto: Horacio Altamirano / Diario UNO.
Amarillas. Las tachas son parte del paisaje vial del Gran Mendoza. Foto: Horacio Altamirano / Diario UNO.

Como alternativa a la utilización de tachas y para reducir la velocidad, el diputado provincial reiteró la propuesta de que se usen las señales de tránsito y personal de vialidad. Además, señaló la importancia de acompañarlo con políticas de educación vial y de manejo defensivo.

El legislador dijo que la ley de tránsito y las señales están para cumplirse y que tiene que ver con que las sanciones viales sean más duras para que la sociedad tome conciencia.

"Se ponen siempre en los mismos lugares y en el mismo horario. Entonces no agarran ni a un bobo", sentenció.

Tachas en las calles. Molestas para muchos. <b>Foto: Maximiliano Ríos.</b>
Tachas en las calles. Molestas para muchos. Foto: Maximiliano Ríos.