Mendoza Lunes, 12 de noviembre de 2018

"En tres años, la deuda de la Provincia creció sólo el 15,8%"

Lo aseguró el senador Diego Costarelli, quien comparó la deuda del 2015 con la actual e incluyó el impacto de la inflación

La campaña 2019 se filtró en la discusión del Presupuesto mendocino y mientras desde el PJ aducen que no aprobaron un mayor endeudamiento de Mendoza "porque significaba más costos e intereses", desde el oficialismo aseguran que se rechazó la refinanciación de la deuda para asfixiar la administración de Cornejo, pero que así pusieron a los mendocinos de rehenes, porque "no se podrán realizar o se retrasarán obras fundamentales".

Ante las diferencias, desde el Senado, donde se discutirá la pauta de gastos, posiblemente, la semana próxima, salieron a mostrar que la deuda local no creció 400%, como aseguraron referentes de Unidad Ciudadana, sino que contemplando la inflación de los tres años, sólo se incrementó 15,8%.

En el proyecto original del Presupuesto el Gobierno planteaba una refinanciación (roll over) de $3.695 millones, que fue lo que el justicialismo le rechazó, esgrimiendo que no permitiría que se endeudara más a la Provincia y apuntando que el Estado"ya debe más de $50.000 millones" y adujo que aquella deuda que en 2015 recibió la gestión de Cornejo "se incrementó casi el 400%".

Sin embargo, luego de la prolongada discusión en la Cámara de Diputados, que terminó en la media sanción sin la refinanciación de deuda, el senador Diego Costarelli mostró un estudio que explica la evolución de la deuda, contemplando una variable imposible de esconder: la inflación. Con ese incremento en el cálculo, aseguró que la deuda de Mendoza creció desde el 2015 hasta ahora sólo el 15,8%.

"Analizando el endeudamiento, podemos decir que en diciembre de 2015 la deuda de la Provincia era $19.341 millones. El stock de la deuda a septiembre es de $49.898 millones y la deuda flotante es de $2.171 millones, lo que totaliza $52.069 millones. Pero esos números no se pueden multiplicar directamente sin tener en cuenta la inflación. En el 2016 la inflación fue cercana al 36%, en 2017 de 24,6% y a septiembre de este año la acumulada es de 37,2%. Si vos contemplás esto, aquella deuda de $19.341 millones, trasladada al 2018, son $44.967 millones sin pedir un peso más, solo por la inflación, es decir, que en términos reales creció sólo 15,8%. Esa es la forma real de comparar, así como quien ganó $10 en el 2015 y en el 2016 ganó $20 no podría decir que ganó el doble o que es el doble de rico, porque tiene que evaluar la inflación para decir cuánto ganó", explicó Costarelli con el estudio en la mano.

Con esos números, el presidente del bloque de senadores aseguró que el estudio que presentó días atrás la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti "no tiene ni lógica ni sustento técnico".

Según el legislador y sus asesores económicos, la evolución de aquella deuda ha ido en consonancia con la recaudación de la Provincia y por ende, con la capacidad de pago que tiene. "Para comprobar esto se aplica una fórmula técnica internacional que toma el total de la deuda y lo divide por el Producto Bruto Geográfico (PBG), es decir, lo que debés en base a lo que producís. Así en el 2015 el peso de la deuda provincial significaba el 11,7% del PBG y en septiembre se estimó que a fines del 2018 el porcentaje de la deuda representaría el 14%, algo que en contexto es una economía sana. Para que se tenga en cuenta, a la Argentina el endeudamiento que tiene el Estado nacional supone aproximadamente el 87% del Producto Bruto Interno, es decir que de todo lo que producen las provincias, más del 80% se lo lleva la deuda", remarcó.

En el análisis de la deuda que mostró el oficialismo también se incluyó si el pago de la deuda es sostenible en el tiempo, es decir, si de lo que recibe el Estado provincial le alcanza para pagar la deuda, sin que la cuota supere más del 15% de lo que le queda "de bolsillo", después de coparticipar a los municipios, que es un requisito de la Ley de Responsabilidad Fiscal: "Esa ley es más exigente que los bancos. Hoy un banco que da un préstamo sabe que la cuota no puede afectar más del 25% de los ingresos de quien pide el préstamo. La ley fija de tope el 15% de los ingresos y aún así la Provincia está cumpliendo por debajo de aquel techo sin inconvenientes, porque la cuota representa el 13,4% de los ingresos a septiembre, algo que representa un máximo, porque depende de muchas variables macroeconómicas como son las tasas y el valor del dólar y estamos con unas tasas de interés más altas de la historia y se calculó con un dólar que superaba los $40 algo que ya bajó", apuntaron los economistas que realizaron el informe.

Más noticias