Mendoza Miércoles, 5 de septiembre de 2018

El relato del policía que hacía dedo para ir a su casa y terminó salvando a un bebé

El auxiliar Carlos Vega, del Sur provincial, contribuyó para que un bebé de 9 meses que se había ahogado continúe con vida.

"Era un momento crítico. Cuando resucitaron al niño y llegó la ambulancia, me quedé un poco más tranquilo". Así describió el acto de heroísmo en el que intervino un policía del Sur provincial para salvarle la vida a un pequeño de 9 meses que se había ahogado.

La crónica policial y dura de distintos medios reflejó el hecho ocurrido minutos después del mediodía del miércoles. El pequeño fue rescatado de un cauce de agua en General Alvear, donde lo reanimaron y quedó alojado en un hospital fuera de peligro. Pero la historia tiene mucho más que eso.

"Ya había sacado servicios en la Comisaría 26 de Villa Atuel y me disponía a volver a mi casa. Estaba haciendo dedo en la ruta cuando un hombre en una camioneta me levantó. Cuando circulábamos por calle Alem Norte, a metros del cruce con Gabotti, observé un tumulto de personas", recordó el auxiliar Carlos Vega, quien sin saberlo sería un actor fundamental del rescate.

En ese momento no duró en pedirle al hombre que lo llevaba, a quien ni siquiera conocía, que se detuviera porque algo no estaba bien: "Me bajé y deje arriba todos mis elementos de trabajo. El conductor se fue pero regresó más tarde".

Allí se encontró con la urgente situación. "Vi un hombre que le practicaba RCP a un bebé. Me puse al lado y con mi teléfono llamé a la Comisaría para que mandaran móviles. También me comuniqué con el hospital para que enviaran una ambulancia. Era un momento muy crítico".

Mostrando su humildad, el uniformado aclaró que "yo sólo hice las comunicaciones. La reanimación la hizo ese hombre que después me enteré que se llamaba Cristian Pérez. Si él no hubiera estado lo podría haber hecho yo, pero no intervine porque lo estaba haciendo bien".

"Cuando el niño resucitó llegó la ambulancia y personal policial. Ahí me quedé mas tranquilo", recordó. La víctima fue trasladada al Hospital Enfermeros Argentinos y luego derivada al Schestakow, donde se encuentra fuera de peligro.

"Ahora me citaron a la Comisaría. No se cómo se llama el niño ni conozco a sus familiares pero le escribí unas palabras de aliento. También le quiero hacer un regalo después", concluyó.

Otros casos

Pese a no tener una gran antigüedad en la fuerza, en sus 6 años como policía Vega recordó otras dos situaciones que le tocó vivir. "El año pasado en Real del Padre dimos con el paradero de una chica menor de edad que estaban buscando hace cinco días", narró.

En tanto que a mediados de 2011 "estuve en un accidente de un micro con un rastrojero, en Tunuyán. Me lesioné pero me ocupé de abrir la puerta del colectivo y sacar a los pasajeros".