Mendoza Martes, 27 de noviembre de 2018

El negocio de las prótesis, a través de coimas y sobornos

Una investigación reveló que tres multinacionales pagaban coimas para que los médicos usaran sus productos.

Una investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y que salió a la luz por iniciativa de la Comisión de Valores de los Estados Unidos (SEC, según su traducción en inglés) y del Departamento de Justicia de ese país, denunció el pago de coimas de parte de empresas multinacionales de prótesis hacia médicos para que estos usen sus productos.

Sin embargo, las identidades de los médicos y funcionarios aduaneros que aceptaron coimas de estas multinacionales no han sido difundidos y están en poder de las autoridades de la justicia de Estados Unidos.

Oscar Sagas, subsecretario de salud de Mendoza, se refirió a este tema y dijo que "en nuestra gestión estamos preocupados para que el medicamento, insumo o prótesis se compre de manera transparente, como se tiene que hacer. Cada hospital tiene su política de compra y nosotros permanentemente estamos haciendo auditorías con respecto al tema", dijo el funcionario.

El informe también se refiere a prótesis adulteradas, sobre todo implantes mamarios, con graves consecuencias para quienes se realizaron la intervención. Sobre eso, Sagas sostuvo: "Estamos tratando de tener una agencia propia y analizando todo esto; evidentemente con la incorporación de nuevas tecnologías y nuevos equipamientos tenemos que estar atentos, y lo queremos llevar a cabo a través de la DICyt (Dirección de Investigación Ciencia y Técnica) y de nuestro organismos que evalúan estas situaciones".

El pago de coimas de parte de empresas multinacionales de prótesis, es parte del análisis que realizó el ICIJ en una investigación global denominada Implants Files.

La ICIJ es una red internacional compuesta más de 190 periodistas de investigación de más de 65 países, con sede en Washington, Estados Unidos. Fue creada en 1997 y en 2016 publicó la investigación conocida como los Panamá Papers, de gran impacto mundial.

En el caso de las prótesis, son tres las empresas acusadas de pagar sobornos, no solo a médicos, sino también a funcionarios aduaneros de Argentina y otros países. Biomet, Olympus y Stryker Corporation son las compañías involucradas en esta investigación.

Según especialistas locales consultados, estas empresas son líderes en la fabricación y venta de prótesis e insumos traumatológicos.

Biomet, de origen estadounidense y que en el país operaba a través de Biomet Argentina "admitió haberle pagado sobornos a profesionales de la salud contratados en hospitales públicos en Argentina, Brasil y China, para que compren las prótesis ortopédicas de su marca", consignó el diario Infobae, uno de los medios que formaron parte de este análisis del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación. Esto según un documento de la SEC difundido el 26 de marzo de 2012 y lo que habría ocurrido entre 2000 y 2008.

El pago de esas coimas incluiría congresos, grandes comisiones y viajes hacia los médicos para que utilicen las prótesis o implantes de estas compañías.

La diputada nacional Graciela Ocaña (Cambiemos) hizo una denuncia penal tras lo manifestado por la empresa Biomet, aunque la investigación, en manos del Juzgado federal de Marcelo Martínez De Giorgi, no prosperó porque desde el SEC nunca enviaron la información solicitada. "Le pedimos a la Justicia argentina que investigue quiénes habían sido los médicos que habían pagado y recibido esos sobornos, pero lamentablemente las autoridades de los Estados Unidos no colaboraron y la causa no tuvo avances al no poder identificar a los imputados", dijo Ocaña a Infobae.

La diputada nacional por la provincia de Buenos Aires presentó en el Congreso un proyecto de ley para transparentar los incentivos que otorguen los laboratorios a los médicos a fin de promover medicamentos o prótesis a sus pacientes, entre otros productos, aunque todavía no fue aprobada por Comisión de Salud de la Cámara baja.

"Popularmente se sabe, pero es muy difícil comprobarlo. Hay un doble pecado, además de una falta ética, porque también se encarecen los productos", dijo un médico que prefirió preservar su nombre al ser un tema judicial y sobre todo teniendo en cuenta que el informe no revela identidades.

Demoran operaciones y causan problemas

Muchos son los pacientes que ven demoradas o postergadas sus intervenciones quirúrgicas por la falta de prótesis. Y esa tardanza depende de la indicación, porque hay algunas situaciones que son más de urgencia que otras. Y después depende de la Obra Social, ya que si existe el dinero es más factible que la espera sea menor.

A la hora de elegirlas, los profesionales médicos tiene la posibilidad de optar por prótesis nacionales o importadas. Si bien las fabricadas en nuestro país son buenas, distintos especialistas sostienen que "muchos aconsejas las importadas, aunque no sé si por el material, por la asistencia técnica de éstas o si está ligado al otro tema", en referencia a las investigación que habla de que tres multinacionales pagaron coimas para que utilizaran sus productos.

Especialidades

Las ramas de la medicina que más utilizan prótesis son las de alta complejidad, como la cardiología, por el uso de válvulas o marca pasos u otros dispositivos similares como los cardioversores. Otra es la traumatología.

Más noticias