Mendoza Miércoles, 10 de octubre de 2018

Cornejo tildó de "accidente menor" lo ocurrido al juez de la polémica

El magistrado laboralista podría cobrar más de $4,5 millones de pesos tras quedar su mano atrapada contra un portón

El gobernador de Mendoza Alfredo Cornejo criticó duramente a la Justicia Laboral tras el fallo por el cual el juez Antonio Sánchez Rey pretende cobrar más de $4,5 millones por algo que para el mandatario es "un accidente menor".

Según Cornejo, desde que asumió y comenzaron las reformas en la Justicia "saltan cosas. Hoy es una novedad que un juez cobre $4,5 millones por un accidente menor, yo he venido diciendo que hay un montón de negociados", señaló en diálogo con Radio Nihuil.

"Si la justicia laboral no es trasparente no vamos a crear un clima de negocios para crear más empleo. Hay varios casos de ese tipo y abogados y estudios vinculados a la Justicia Laboral. Eso es inseguridad jurídica", manifestó el mandatario.

El caso

Todo comenzó cuando Sánchez Rey quedó con su mano atrapada contra un portón del Poder Judicial el 2 de mayo del año pasado. Por el accidente, se determinó alrededor de 20% de incapacidad, pero llamó la atención la rapidez con que se movió su expediente.

La demanda millonaria tiene en la mira no solo al juez por lo elevado del reclamo en dinero, sino a sus dos colegas de la Quinta Cámara del Trabajo, quienes podrán validar -o no- el acuerdo al que arribaron las partes. Son Viviana Gil y Rolando Consolini, vecinos de despacho de Sánchez Rey en el cuarto piso del edificio judicial de San Martín 322. A estos magistrados se les cuestiona no haberse apartado de resolver en el caso del colega, sin embargo en el expediente ambos advirtieron de que están alcanzados por causales de sospecha previstas en el Código Procesal Civil (son parte de la misma comunidad que Sánchez Rey) pero ni éste ni la ART se manifestaron en desacuerdo.

Teniendo en cuenta que Gil y Consolini no alcanzan para conformar un tribunal colegiado (de tres miembros) la fiscal de Cámara Civil y Comercial, María Cecilia Aymerich, observó que debe convocarse a un subrogante legal para cubrir el cargo que Sánchez Rey dejó vacante por ser parte interesada. El caso pasó a la Sexta Cámara del Trabajo y de entre los jueces César Rumbo, Diego Cisiloto y Eliana Esteban saldrá quien complete el tribunal.

Padre e hijo. Antonio Sánchez Rey y Diego Sánchez Azcona.
Padre e hijo. Antonio Sánchez Rey y Diego Sánchez Azcona.