Mendoza Miércoles, 21 de febrero de 2018

Cinco artistas en una muestra inolvidable

Encuentro contemporáneo. Esta exposición colectiva podrá verse desde el jueves, con obras de Alberto Bastón Díaz, Hernán Dompé, Carlos Gómez Centurión, Juan Lecuona y Osvaldo Monzo.

La palabra encuentro remite a un espacio donde las personas confluyen para verse, para hablar, para compartir, acciones que en la amistad son esenciales.

Por eso este Encuentro contemporáneo, que reúne a los destacados artistas Alberto Bastón Díaz, Hernán Dompé, Carlos Gómez Centurión, Juan Lecuona y Osvaldo Monzo, aplica también a un sitio donde observar, hablar y compartir, porque ha surgido de la amistad entre estos artistas, que extienden esta cita con su arte a todos nosotros, los espectadores.

En el texto curatorial de Marina Oybin ella cuenta que los cinco "comparten comidas, charlas, talleres, muestras, espacios de trabajo, viajes. Algunos se formaron en las mismas instituciones de arte o tomaron cursos juntos". Antes, Juan Lecouna había resumido el vínculo: "Tenemos una historia de vida compartida".

Más allá de las afinidades entre ellos y el arte que los une, la posibilidad de ver su obra, en esta muestra colectiva e itinerante, supuso un gran esfuerzo para la ArteH Espacio Hipercerámico y para su curador en Mendoza, Daniel Rueda.

El marchand resume de esta forma la muestra. "Se llama Encuentro contemporáneo, en donde artistas que comparten una generación artística han realizado una propuesta para recorrer los principales centros culturales del país. Ya estuvo en el museo Emilio Caraffa, de Córdoba, por ejemplo. Al tomar conocimiento de la misma y saber de la repercusión y lo que significa el paso de ellos en el mundo del arte argentino, hice contacto con Hernán Dompé, Carlos Gómez Centurión y Juan Lecouna, a los que ya les he realizado exposiciones y los invité a participar".

El problema que presenta esta muestra es que tiene características museológicas, en cuanto a dimensión, a la selección y curadoría de arte, es decir que como muestra estaba pensada con una función social, que es la que por lo general brindan los museos, pero nuestra provincia está en crisis al respecto, porque varios de sus principales espacios no están funcionando.

Daniel Rueda enfrentó este desafío con una consigna: "Me parecía una picardía que perdiéramos la oportunidad de traer esta muestra a Mendoza. Entonces pude negociar la posibilidad de traerla y me responsabilicé de trasladarla yo a San Juan, que es su próximo destino", explica.

Hay que recordar, que más allá de la disposición de la sala, todo un equipo de trabajo debe comprometerse para trasladar las obras, con seguros y embalajes que deben respetar criterios internacionales para el tratamiento de obras de arte, y Rueda se sostuvo en tres de los artistas, que llegaron para el montaje, la iluminación que aportó la empresa y la asistencia de Marcos Payueta, que trabaja en el Museo de Arte Moderno de Mendoza.

"Para esta exposición tuvimos que reformular algunos conceptos adaptándolos al espacio, sin desvirtuar el mensaje, porque cada artista lo que busca, sin perder su individualidad, es dejar el mensaje de este encuentro contemporáneo, que es donde convergen las obras de ellos cinco. Tenemos a dos escultores de la talla de Dompé y Alberto Bastón Díaz, Juan Lecuona fue considerado un reivindicador de la pintura en su generación, y luego tenés a Monzo, a quien la prensa muchas veces lo considera un verdadero alquimista, porque venía de un estilo de pintura y se volcó completamente a la abstracción en los años '90 y en este juego de que pasa a la abstracción alcanza una síntesis en su pintura y esa propuesta puntualmente es la que se trasmite aquí. Y de Carlos Gómez Centurión se podrán ver las sutiles obras entre abstracción y verosimilitud del paisaje cordillerano", resume el marchand.

Para Rueda, en lo personal, esta es una muestra "en la que participás de la luz como espectador, te atraviesa la luz de cada uno de los artistas, sin perder su individualidad. Quizá sea muy subjetivo, pero para mí este es el conector. Atrás de todo esto, la muestra tiene un alto contenido emotivo, porque son personas que están unidos también desde lo afectivo. Han compartido la profesión, pero desde su vida personal", cuenta.

Según lo expresa el curador, en la muestra -tendrá su inauguración hoy para invitados y mañana para el público en general- veremos las esculturas de Hernán Dompé, "hechas en cemento, metal y madera, que remiten a mitologías ancestrales como son las barcas, totems y comadres, tan representativas del autor y amadas por el público. Alberto Bastón Díaz traerá sus esculturas de grandes dimensiones elaboradas en hierro, describiendo figuras antropomorfas, las que expresan claramente el discurso del artista. En cuanto a las pinturas de Osvaldo Monzo, éstas sugieren un bello diálogo con inteligencia, tomando herramientas básicas expresadas en el color, forma, textura y composición. También es fuerte la presencia de este encuentro contemporáneo en las pinturas y dibujos cargados de texturas visuales que nos comparte Juan Lecuona y la cordillera en sus infinitos paisajes en los trabajos de Carlos Gómez Centurión".

Una exposición que con justicia y belleza resume Marina Oybin: "Con pasión, decidieron hacer esta muestra itinerante, que incluye obras claves de cada uno y otras inéditas, porque son amigos entrañables. Uno intuye que juntarse para un proyecto como éste implica asumir un posicionamiento en la vida y en el arte: es también un fogonazo que ilumina la noche".

Cuándo: desde el jueves 22 al 25 de abril

Dónde: ArteH Espacio Hipercerámico, Av. Acceso Norte kilómetro 6.5, Las Heras. De lunes a sábados de 9 a 13 y de 16.30 a 20.30 Entrada libre y gratuita

Dejanos tu comentario