Mendoza Miércoles, 1 de agosto de 2018

Al menos 150 comercios seguirán con horario corrido

Terminó la prueba piloto con un buen resultado para algunos rubros, que mantendrán el sistema hasta diciembre.

Campaña. Muchos ya se animan a un cambio cultural que se da todo el mundo. Foto: Fernando Martínez / Diario UNO. 

La prueba piloto del tan polémico horario corrido para el comercio del centro llegó a su fin, y los resultados fueron, en general, positivos. Tanto es así que de 200 locales que participaron en el programa Ciudad de Siesta, al menos 150 optaron por continuar con este sistema por lo menos hasta diciembre. Además, el año que viene se implementará desde marzo y hasta setiembre.

La medida funcionó durante un mes y medio, con buen balance para rubros como farmacia, óptica, perfumería y gastronomía, incluso con algunos comercios que lograron incrementar las ventas, y hasta algunos pocos que debieron incorporar personal, ya que decidieron estirarse al horario extendido, de 9 a 21.

"Estuvimos evaluando y la verdad que las opiniones, si bien es un proyecto que tiene que ir a largo plazo, coincidieron en que necesitamos tener el concurso de más actores que participen en la iniciativa, por ejemplo los municipios, los bancos, y el Gobierno en su conjunto", aseguró Daniel Di Martino, gerente general del Instituto de Desarrollo Comercial (IDC), tras finalizar una reunión con miembros de la Cecitys (Cámara Empresaria Comercio, Industria, Turismo y Servicios), de la FEM (Federación Económica de Mendoza) y de la UCIM (Unión Comercial e Industrial Mendoza).

A pesar de no contar con ese apoyo, el 75% de los comercios que participaron decidieron que continuarán implementando el horario corrido, al menos hasta diciembre.

"El universo del centro es muy amplio, son 1.800 comercios, entonces si se compara con ese total, es menos del 10%. Pero de los locales que participaron se ve que el resultado ha sido positivo", agregó Di Martino.

En cuanto al posible efecto contagio de los comercios que no participaron en la prueba piloto, pero vieron buenos resultados en los que si lo hicieron, creen que todo depende de la mejora de la situación económica del país y de la provincia en general.

La idea del instituto y de las cámaras que participan es que esta medida se vuelva a implementar el año que viene, pero con un comienzo temprano en marzo, y con una extensión mayor, hasta setiembre.

Lo que quedó totalmente descartado es que se pueda aplicar en verano, por dos motivos vinculados directamente a la temperatura. El primero es que con calores fuertes, los clientes en general no van a hacer compras en la siesta, mientras el segundo es que el costo de los servicios para brindar un espacio fresco se disparará, lo que generará complicaciones económicas para los empresarios.

La Cecitys, conforme

Adrián Alín, presidente de la cámara, aseguró que Ciudad de Siesta funcionó en el 80% de lo esperado, lo cual es un resultado más que positivo.

"Hay comercios que abrieron en horario de la siesta desde el comienzo, mientras otros se han ido sumando con el efecto contagio y que no teníamos registrados", expresó Alín.

Una de las autocríticas que resaltó Alín y por la que el programa no funcionó al 100% es que comenzó a mitad de temporada, dado también porque la gestión de la cámara comenzó en abril.

Por otra parte, confirmó que algunos de los que seguirán hasta el 31 de diciembre con esta metodología, lo harán jueves, viernes y sábado. "Es un debate que habrá que dar nuevamente e ir consensuando con los diferentes actores", agregó.

Se vienen grandes rebajas

La Cecitys está planeando nuevas propuestas para generar consumo, y una posibilidad concreta es que se aplique un programa de rebajas, apuntando al turismo. La idea es implementarlo desde el 25 de agosto al 25 de setiembre, época en la que suelen venir a Mendoza muchas familias desde Chile.

"Estamos planificando las grandes rebajas del centro que se harán dos veces al año. Antes lo hacíamos y ahora tenemos pensado retomarlo. Nos estamos preparando para que el comercio pueda tener liquidez del stock de mercadería, con rebajas reales y concretas", expresó Alín.

Gastronomía. Junto con farmacias, perfumería y óptica, fue uno de los rubros a los que mejor les resultaron la implementación del horario corrido, que en muchos casos se hizo extendido de 9 a 21, con subas en las ventas.

Indumentaria. Es en general el rubro que más viene sufriendo la crisis económica y en este caso no fue la excepción, ya que los comercios que adoptaron el horario corrido no lograron sacar resultados positivos.

Dejanos tu comentario