Mendoza Viernes, 13 de julio de 2018

Ajuste en Mendoza: obras que aún no arrancan, frenadas

El ministro de Hacienda Lisandro Nieri admitió que en ese sector se sentirá el recorte del Presupuesto 2019.

"Va a haber que reconsiderar gastos. Va a haber que reconsiderar obras. Las obras ya comenzadas van a ser las menos afectadas. Claramente el panorama es distinto para las nuevas obras", señaló ayer el ministro de Hacienda de la Provincia, Lisandro Nieri, al referirse al área en donde más podrá repercutir el recorte nacional que, ya blanqueó su par nacional , Nicolás Dujovne, será de $300.000 millones. No lo dijo con todas las letras, pero detrás de su afirmación se podría leer que las obras no iniciadas en Mendoza tendrán un freno.

A su regreso de la reunión en Buenos Aires en la que se comenzó a delinear el Presupuesto nacional 2019, Nieri contó que, ante aquel ajuste previsto por el acuerdo con el FMI, se les adelantó -a él y otros ministros de provincias radicales- que el esfuerzo deberá ser compartido entre la Nación y las provincias, y admitió: "No podemos decir que hay que lograr una corrección del tamaño de $300.000 millones y que no se va a afectar nada. Van a afectarse transferencias discrecionales. Hay que recordar que la mitad de los recursos nuestros son recursos que vienen de lo nacional".

Según el Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía, para el 2018 en la provincia estaban previstas 419 obras de distinta y variada envergadura, varias de las cuales se comenzaban este año y se proyectaba el final de obra para el 2019, como son refacciones en distintos hospitales, la cárcel de Almafuerte II o el Polo Judicial, del que recién se están iniciando las licitaciones. Varias de esas obras están incipientes y habrá que ver cómo se concluyen con las proyecciones previstas para el 2019.

Lisandro Nieri, ministro de Hacienda.
Lisandro Nieri, ministro de Hacienda.

Siguiendo lo que ya ha pagado el Estado mendocino en obra pública, se puede ver que la inversión ha fluctuado. De un pico de $652 millones abonados en marzo, se cae a $441 millones en junio, y hasta el 6 de este mes sólo se habían devengado $73 millones. "Eso responde a que cuando se inicia la obra la inversión es poca, pero luego, cuando se avanza, se acrecenta", explicaron desde esa cartera.

A ellas se deberían sumar otras de financiamiento nacional de la talla de la incansablemente promocionada doble vía Mendoza-San Juan, que se iba a comenzar en el 2016 y que, de acuerdo con la versión oficial, está frenada porque "hay que resolver el tema de las expropiaciones, para lo cual el IPV ya publicó la licitación para las casas de los frentistas a los que se les expropiará. Una vez que se concrete permitirá avanzar con los trabajos". En los registros provinciales esta obra está adjudicada, y por tanto se considera comenzada.

En los trabajos iniciales también se encuentra la refuncionalización de la Costanera y la variante Palmira- Agrelo, por lo que se supone que éstas no correrían peligro.

Pese a que no se comenzó con las reformas de la Ruta Nacional 7 camino a Chile, para Nieri esa obra no se frenaría. "En el acuerdo con el FMI, se anunciaba el aumento de las cuotas de financiamientos multilaterales, como el BID o el Banco Mundial. Ese financiamiento sería una alternativa para hacer inversiones y entonces la ruta 7 no estaría afectada", aseguró.

Militan Portezuelo del Viento

Entre las obras no iniciadas figura el archiesperado Portezuelo del Viento, que al parecer el Gobierno de Mendoza saldrá a defender a capa y espada.

Simulación gráfica. Así se verá el paredón terminado. Tendrá 187 metros de altura.
Simulación gráfica. Así se verá el paredón terminado. Tendrá 187 metros de altura.

"Portezuelo es una obligacion del Gobierno nacional. Es una obra que hace al desarrollo económico. Radica en Mendoza la presa, pero son 210 megas que van a ir al sistema energético nacional", remarcó Nieri, frente a la mera posibilidad de que esta esperada obra pudiera correr riesgo de no iniciarse, y amplió: "Nosotros estamos trabajando en los pliegos, hicimos un montón de tareas, es un derecho de la Provincia porque fue un juicio ganado. Es una obra prioritaria. Que se radique en Mendoza es algo que nos daría grandes beneficios hasta el período de construcción, porque se generaría mano de obra. Estamos trabajando en la última obra de los pliegos", puntualizó Nieri.

Más noticias