Una pelea entre barras de Godoy Cruz y de Independiente Rivadavia, motivada por la comercialización de drogas, terminó con un asesinato a mediados de octubre de 2018. El crimen en Godoy Cruz de Franco Luna (25) ahora será ventilado en un juicio.

La defensa de Alexander Chacatita Sarmiento intentó desvincularlo de la causa. O al menos que obtenga el beneficio de la prisión domiciliaria. Así lo hizo el viernes pasado en una audiencia donde se trató del sobreseimiento del joven sindicado como el autor del disparo que dejó sin vida a Luna. El argumento es que presentaron contradicciones dos de los testigos que lo señalan como partícipe en la persecución y posterior asesinato.

Te puede interesar...

Del otro lado de la discusión, el fiscal Carlos Torres se basó en la declaración de tres testigos presenciales del ataque –dos de ellos del entorno de la víctima fatal- y llamados al 911 durante el altercado que garantizan su hipótesis.

El juez Juan Manuel Pina le dio la derecha al investigador de Homicidios y confirmó la elevación a juicio oral y público contra Chacatita, quien arriesga una pena 10 a 33 años de prisión por homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego por el crimen en Godoy Cruz.

También rechazó el beneficio domiciliario ya que no hay disponibilidad de pulseras de geoposicionamiento y existe el peligro de que pueda amenazar y apretar a los testigos del crimen en Godoy Cruz.

En los próximos días también se resolverá la situación de Emiliano Mumi González (19), otro de los jóvenes que efectuó varios disparos esa noche que no hirieron a nadie y terminaron impactando contra la camioneta utilitaria de un vecino. Según trascendió, probablemente sea condenado a 3 años de prisión en suspenso bajo la calificación de abuso de armas. De hecho, el joven se encuentra en libertad desde hace varias semanas.

Pelea entre barras

Era la madrugada del sábado 13 de octubre de 2018. Horario y día en que los jóvenes suelen salir de los boliches. Y Franco Luna y sus amigos no fueron la excepción. Regresaban en un auto VW Gol cuando protagonizaron un altercado contra jóvenes que circulaban por ruta Panamericana en un VW Bora.

La discusión y persecución, que hasta incluyó que arrojaran champagne entre los vehículos, estaba motivada por problemas de vieja data. Luna estaba vinculado con el Omar Camel Jofré, un barrabrava de Independiente Rivadavia que fue asesinado meses después.

Camel y Franco Luna (1).jpg
E

E

En el otro vehículo, según la Fiscalía, se encontraban Chacatita Sarmiento y Mumi González, ligados a la barrabrava de Godoy Cruz que supo liderar Daniel Rengo Aguilera.

Pero no sólo había broncas de pelea entre barras supuestamente por ser las facciones violentas de dos de los equipos más convocantes de la provincia, sino que la sospecha apunta a que existía un problema por territorialidad en la venta de estupefacientes.

Lo cierto es que el enfrentamiento se trasladó hasta la casa del Mumi, en calle O’Brien del barrio Parque Sur. Allí, Franco Luna recibió un disparo de un revólver calibre 32 en el pecho. Perdió la vida minutos después. El Mumi González, quien efectuó disparos sin éxito, también resultó herido aunque logró salvar su vida.