Judiciales Pedofilia
Sur provincial

Un joven de San Rafael fue condenado por enviar material de pedofilia

Marcos Antonio Toledo (28) admitió haber cometido el delito y recibió una condena a 3 años de prisión en suspenso, por lo que quedó en libertad

Las pruebas tecnológicas en su contra lo tenían acorralado. Es por esto que un joven radicado en San Rafael decidió admitir que envió una foto de pedofilia a otra persona y fue condenado por un juez, aunque quedó en libertad porque el delito es excarcelable.

Desde hace 5 meses que Marcos Toledo Barahona (28) estaba privado de su libertad. Después estar unos días alojado en la comisaría, cuando fue detenido en los primeros días de septiembre, consiguió el beneficio de la prisión domiciliaria. Y este jueves, pese a ser declarado culpable, recuperó su libertad.

La defensa de Toledo y el fiscal departamental Javier Giaroli pactaron resolver el expediente en un juicio abreviado. El hombre fue condenado a la pena mínima de 3 años de prisión en suspenso bajo el delito de facilitación de material de abuso sexual infantil.

Su situación se podría haber complicado si se establecía el agravante de que la víctima es menor de 13 años -llevaba la escala penal de 4 a 8 años-, pero la Fiscalía no logró probar que Toledo sabía que la víctima tenía 12 años, tal como determinaron las pericias del expediente.

Más allá de la condena en la causa por material de abuso sexual infantil, la investigación, que se inició gracias a la advertencia de organismos internacionales, no se cerró ya que los investigadores están tratando de identificar a la persona que recibió la foto de pedofilia.