Oscar Raúl Gorigoitía, el ex policía que en 1997 fue condenado a 14 años de prisión por el asesinato de Alejandro Hugo Gómez Romagnoli en un operativo, decidió no apelar el fallo de la Justicia de Mendoza, tal como había aconsejado la Corte Interamericana de Derechos Humanos en 2019.

imagen.png
El tribunal de la CIDH del caso

El tribunal de la CIDH del caso "Gorigoitía contra el Estado Argentino".

Gorigoitía compareció recientemente en la Suprema Corte de Justicia, adonde le informaron que, tras el pronunciamiento de los tribunales internacionales fechado en Barranquilla (Colombia), tenía el derecho de ir contra la decisión de la Sala II de la Justicia mendocina que hace 24 años le impidió apelar en la Corte nacional.

Seguir leyendo

Sin embargo, y para sorpresa de muchos, el ex uniformado de la Policía de Mendoza dijo que ya no tenía sentido protestar el fallo. La razón que dio fue clara, sencilla y contundente: había cumplido la pena de prisión de punta a punta. De hecho, ya había transcurrido más de una década desde que terminó de pagar esa deuda con la sociedad.

El ex uniformado tampoco designó abogado defensor, por lo cual el caso fue tomado de oficio por un representante del Ministerio Público de la Defensa.

Qué dijeron los tribunales internacionales

El 2 de septiembre de 2019, la Corte Interamericana de Derechos Humanos consideró por unanimidad que el Estado es responsable de la violación del derecho que asistía a Gorigoitía de apelar la sentencia condenatoria por el crimen de Gómez Romagnoli.

imagen.png
Gómez Romagnoli.

Gómez Romagnoli.

En el punto 6 de la resolución fijó un plazo de 6 meses para que el Estado le garantizara al ex policía el derecho de apelar la sentencia condenatoria de la Cámara Primera del Crimen, fechada el 12 de septiembre de 1997.

También estableció que Gorigoitía sea indemnizado por el Estado por daño inmaterial con una suma en dinero y que los abogados y peritos intervinientes también cobren sus honorarios con fondos públicos. El ex policía ya cobró ese resarcimiento y los profesionales ya percibieron lo que correspondía.

El tribunal de la CIDH estuvo integrado por los jueces Eduardo Ferrer Mac-Gregor Poisot, Eduardo Vio Grossi, Humberto Antonio Sierra Porto, Elizabeth Odio Benito, Patricio Pazmiño Freire y Ricardo Pérez Manrique.

"La Comisión consideró que Gorigoitía no contó con un recurso ante autoridad superior que efectuara una revisión integral de dicha sentencia, incluyendo las cuestiones de hecho y de valoración probatoria alegadas por la defensa mediante el recurso de casación. En ese sentido, la Comisión consideró que el Estado violó en su perjuicio el derecho a recurrir el fallo" "La Comisión consideró que Gorigoitía no contó con un recurso ante autoridad superior que efectuara una revisión integral de dicha sentencia, incluyendo las cuestiones de hecho y de valoración probatoria alegadas por la defensa mediante el recurso de casación. En ese sentido, la Comisión consideró que el Estado violó en su perjuicio el derecho a recurrir el fallo"

El caso

Gorigoitía, sargento ayudante de la Policía de Mendoza, fue detenido el 31 de agosto de 1996 por la muerte de Alejandro Hugo Gómez Romagnoli, ocurrida en Godoy Cruz, durante una persecución policial en horas de la noche.

Era parte de la Compañía Motorizada, según los informes de la investigación que condujo el entonces juez instructor Omar Palermo, hoy juez de la Corte provincial.

La víctima, que circulaba en su automóvil, fue herido de muerte por un disparo policial que recibió por la espalda tras haber ingresado por la luneta trasera.

En 1997, la Cámara Primera condenó a policía por el delito de homicidio simple. Le impuso una pena de 14 años de cárcel y lo inhabilitó para ser policía por ese mismo plazo.

"Gorigoitía conocía el arma y sabía las consecuencias que trae utilizarla en una persecución a gran velocidad, se presentó el resultado típico, y pese a ello, disparó en tales condiciones” "Gorigoitía conocía el arma y sabía las consecuencias que trae utilizarla en una persecución a gran velocidad, se presentó el resultado típico, y pese a ello, disparó en tales condiciones”

"Gorigoitía conocía el arma y sabía las consecuencias que trae utilizarla en una persecución a gran velocidad, se presentó el resultado típico, y pese a ello, disparó en tales condiciones”
"Gorigoitía conocía el arma y sabía las consecuencias que trae utilizarla en una persecución a gran velocidad, se presentó el resultado típico, y pese a ello, disparó en tales condiciones”