Diario Uno Judiciales Walter Bento
Avance en la causa

Pidieron el desafuero del juez federal Walter Bento

El pedido fue realizado por un integrante de la Comisión que investiga a Walter Bento en el Consejo de la Magistratura tras quedar firme el procesamiento

El juez federal Walter Bento está un paso más cerca de ser privado de su libertad. Este miércoles, un integrante de la Comisión de Disciplina solicitó que le quiten los fueros que protegen al magistrado investigado tras quedar firme su procesamiento.

El pedido de desafuero fue efectuado por el legislador Pablo Tonelli, quien lidera la Comisión que investiga en forma administrativa al juez federal sospechado de cobrar coimas en Mendoza. En el escrito, el diputado nacional tomó la decisión luego de que quedara firme el procesamiento de Walter Bento en la Justicia Federal ya que el propio acusado decidió no apelarlo y aseguró que recurrirá a la Justicia internacional.

Seguir leyendo

Para Tonelli, esto implica que "la medida restrictiva de la libertad fue aceptada expresamente por el juez, sin condicionamientos. Ello es así puesto que se considera técnicamente 'consentida' a una decisión judicial cuando las partes, notificadas expresamente, manifiestan su conformidad, o bien dejan transcurrir los plazos sin interponer recurso".

Pablo Tonelli
El diputado Pablo Tonelli.

El diputado Pablo Tonelli.

Será la presidencia del Consejo de la Magistratura la que resuelva si provisoriamente le quita los fueros a Walter Bento, lo que en la práctica quiere decir que perdería su inmunidad de magistrado, dejaría de ejercer sus funciones y, más importante, se haría efectiva la prisión preventiva que se dictó en el procesamiento penal.

El diputado Tonelli consideró grave que Bento continúe impartiendo Justicia "con el agravante de que tanto el procesamiento como la prisión preventiva se encuentran firmes y consentidos por la decisión libre y voluntaria del propio magistrado, quien desistió del recurso de apelación oportunamente interpuesto contra la resolución del juez de primera instancia. Se hace muy difícil, en esas condiciones, explicar a la opinión pública y especialmente a los justiciables, que un juez que debería estar preso resuelve cotidianamente los casos que tramitan en el juzgado del que es titular y decide sobre la honra, la libertad y la fortuna de quienes se ven sometidos a su jurisdicción".