Había tantas pruebas en su contra que decidió hacer un pacto con la Fiscalía donde no recibió ningún beneficio. Edgardo Montivero (52) fue condenado a prisión perpetua por el doble crimen en Luján de Cuyo donde las víctimas fatales fueron sus suegros.

Este lunes iba a comenzar la audiencia preliminar donde las partes iban a definir las pruebas para el juicio por jurado que debía afrontar el locutor lujanino. Sin embargo, el homicidia decidió dejar de estirar lo que parecía inevitable: la pena máxima.

Te puede interesar...

Las pruebas que colectó el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello complicaban tanto a Edgardo Montivero que se realizó un juicio abreviado. El hombre admitió haber cometido el sangriento doble asesinato y fue condenado a prisión perpetua por el juez Diego Lusverti.

No obtuvo ningún beneficio -generalmente, se acuerdan penas más leves en estos procesos- más allá de evitar afrontar enfrentar a un jurado popular. Punto final en la investigación por los asesinatos de Francisco Enrique Rodríguez (69) y Raquel Gómez (71)

Doble crimen en Luján de Cuyo

El 7 de junio de 2019, Rodríguez y Gómez fueron encontrados asesinados con un arma blanca en su casa ubicada en Chacras de Coria. Su yerno, Edgardo Montivero, estuvo acompañando a su pareja en esos duros momentos, pero luego se convirtió en el principal sospechosos. Los pesquisas reconstruyeron que el hombre asesinó a sus suegros para robarles $3.800 y pagar una deuda que tenía.

El hombre era un reconocido locutor de Luján de Cuyo. No sólo había sido la voz de municipio y en las fiestas departamentales, sino que también había trabajo muchos años en una radio de esa localidad.

La investigación por el doble crimen en Luján de Cuyo fue contundente y se basó en una batería de pruebas:

  • El teléfono celular del sospechoso fue ubicado en la casa de las víctimas durante 59 minutos el día del hecho.
  • Se encontraron rastro de ADN de Montivero bajo las uñas de su suegro.
  • Se hallaron rastros de sangre del imputado en el interior de la casa. A su vez, tras el hecho presentó un corte en la mano.
  • Los ingresos al domicilio no estaban forzados por lo que se cree que las víctimas fatales le abrieron las puertas al asesino porque era conocido.
  • Se comprobó que Montivero tenía una deuda de dinero.
  • Minutos después del crimen, el locutor se reunió con el acreedor en otro punto de Chacras de Coria y le pagó 3.800 pesos.
  • La billetera de la víctima fatal fue hallada en un cauce ubicado a algunos metros del lugar, cuatro meses después del doble crimen.
  • La hija de las víctimas fatales declaró que días antes habían cobrado su jubilación.