Judiciales Red Bus
Fraude a la administración pública

Liberaron al estudiante imputado por la estafa de la Red Bus

Por UNO
 Embed      

Martín de Casas recuperó su libertad tras haber sido imputado este viernes bajo el cargo de fraude a la administración pública en la modalidad de estafa. Si bien la pena para este delito va de dos a seis años, el joven estudiante no cuenta con antecedentes criminales, por lo tanto la Justicia no consideró necesaria la prisión preventiva.

 Embed      

El estudiante de 20 años y amante de los autos fue detenido el miércoles luego de realizarse un allanamiento en su domicilio, en el barrio Bombal de Ciudad, donde se encontraron celulares y una computadora que tendrían la aplicación con la que se realizaron las estafas.

Te puede interesar: Así ofrecía en Facebook las cargas truchas de Red Bus el estudiante detenido

 Embed      

El joven detenido es un activo usuario de redes sociales y amante de los autos. Esta última afición lo llevó a poner en marcha @proyectoegsedan, un perfil de Instagram en el que muestra los progresos en la refacción de un Honda Civic '93. También se dedica a exponer sus conocimientos en mecánica en su canal de YouTube, donde otros usuarios lo felicitan por su material.

Los siguientes pasos que dará la Justicia es someter los elementos hallados a diferentes pericias para determinar si De Casas es el creador de la aplicación o sólo la utilizó.

La investigación tuvo sus primeras medidas el miércoles luego de que el titular del Ente de Movilidad Provincial (EMOP), Carlos Matilla, y la empresa Red Bus se presentaran ante la Justicia al percatarse de una serie de irregularidades en el sistema y por una convocatoria a través de las redes sociales que se hizo en la plaza Independencia para quienes quisieran cargar la tarjeta. Sin embargo, Matilla narró que cuando la policía se acercó a ese lugar no encontró a nadie ligado a esa actividad.

Si bien Natalio Mema, secretario de Servicios Públicos, aseguró que se inhabilitan entre 30 o 40 plásticos por semana por mal uso, fue el martes cuando explotó la polémica.

Tras el fin de semana largo, la sede de Red Bus ubicada en Perú y Rivadavia mostró colmada sus veredas de usuarios molestos que iban a hacer sus reclamos. Este mismo panorama continuó durante el miércoles.

Allí fue cuando desde el Gobierno se informó que fueron unas 400 las tarjetas que quedaron inutilizables por la carga ilegal de saldo. Desde la empresa no quisieron dar precisiones sobre el funcionamiento para resguardar la seguridad de su sistema y señalaron que el único motivo de los bloqueos se debió a las cargas ilegales.

Frente a esta hipótesis de la empresa, algunos usuarios se acercaron con los tickets de su última recarga pero en el sistema de Red Bus les señalaban que se trataban de procedimientos que se habían realizado con anterioridad, por lo tanto se encontraba en una“lista negra” y se había determinado la baja de esa tarjeta.

Temas relacionados:

Dejá tu comentario