Violencia en el fútbol en Mendoza

Le quebró el tabique a un árbitro y ahora deberá pagarle más de $500.000

El jugador y el club Arenas Raffo radicados en Santa Rosa deberán afrontar la cuantiosa indemnización tras los incidentes que se registraron a comienzos de 2018

Lo que iba a ser un domingo de fútbol entre jugadores veteranos de dos clásicos rivales de Santa Rosa, terminó en incidentes y expedientes en la Justicia. Casi cuatro años después, un juez ordenó una considerable indemnización de dinero para un árbitro que terminó con la nariz fracturada tras ser agredido por uno de los jugadores en el club Arenas Raffo.

Eran cerca de las 10 del 18 de febrero de 2019. El Club Social y Deportivo Angelino Arenas Raffo recibía al Club Eliseo Ortiz, en un capítulo más del clásico de ambas instituciones radicadas en Las Catitas. En este caso, el partido correspondía a la categoría de veteranos. El visitante se imponía por un gol, pero el encuentro debió suspenderse debido a los incidentes cuando faltaban 10 minutos para que finalice.

https://graph.facebook.com/v8.0/oembed_post?url=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fatfa.eliseo.ortiz%2Fphotos%2Fa.1872601889646019%2F2033600883546118%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAJfZCnYs7TaukPTWpT0anjiivi0a6VdEGZC1yxZA7cUGZCgyIQ7Oh7rRas6ES59OvK1Ln2PApsdWIb9596ZCG9dWTWIW0dDWZATUoswlcau3UWLYIXYSY55SogFKPiMLZAstTme5I4j05x8eWTs2TPzO9jkOqzPBgZDZD

Los Veteranos ganaron el Clásico Eliseo Ortiz derrotó al rival de toda la vida: Arenas Raffo , fue 1 a 0 con gol de...

Publicado por ATFA Dr. Eliseo Ortiz - Prensa en Domingo, 18 de febrero de 2018

Según reconstruyó la investigación judicial, el árbitro del encuentro cobró una falta a favor de Eliseo Ortiz. Gustavo Gil, que se desempañaba para los locales, fue sancionado con tarjeta amarilla. Sin embargo, el jugador reaccionó discutiendo y luego dándole un golpe de puño al referí de 35 años.

El árbitro -se reserva su identidad- fue asistido por un médico y trasladado al Centro de Salud de Las Catitas donde le detuvieron el sangrado nasal. Luego se dirigió a una dependencia policial para radicar la denuncia y finalmente fue asistido en el Hospital de Santa Rosa, donde le diagnosticaron fractura de tabique.

El expediente penal se caratuló como lesiones leves y terminó con una suspensión de juicio a prueba -probation-, es decir, que no llegó a juicio a cambio de que el agresor cumpla ciertas condiciones. Pero en el fuero civil la causa avanzó.

El árbitro inició una demanda por daños y perjuicios reclamando que Gustavo Gil y el club Arenas Raffo lo indemnicen por una suma de 450 mil pesos. El planteo fue contestado por el jugador quien admitió haber agredido al referí pero aseguró que fue por "una emoción violenta generada en el campo de juego por una sanción que considero injusta. Fue un impulso". En tanto que desde la institución no contestaron la demanda y fue declarada en rebeldía.

En los últimos días, la Justicia civil accedió al reclamo del árbitro y ordenó que entre el club y el jugador le paguen una suma de $560 mil más intereses y costas. El pago deberá acreditarse durante la próxima semana, a menos que alguna de las partes apele la decisión y se vuelva a discutir en una instancia superior.