Todo parecía indicar que iba a volver a pisar las calles, pese a estar imputado como abuelo violador. Hasta la propia fiscal del caso pedía eso. Sin embargo, un juez canceló todo finalmente.

Hace un puñado de días, se realizó una audiencia que mostraba un panorama favorable para el hombre de 67 años. Es que la fiscal de la causa, Cecilia Bignert, pidió el cese de la prisión preventiva.

Te puede interesar...

La magistrada consideró que quería seguir investigando al hombre sospechado de un abuso sexual en Las Heras donde la víctima fue su nieta de 6 años, pero que hasta ahora no tenía las pruebas suficientes para sostener la detención.

Lógicamente los abogados del presunto abuelo violar adhirieron al pedido fiscal y hasta incluso el abogado de la víctima -aunque la madre tomó la palabra en la audiencia y se manifestó totalmente en contra al recupero de libertad-.

Contra todos los pronósticos, el juez Diego Flamant ratificó la prisión preventiva. Según comentaron fuentes judiciales, el magistrado tuvo en cuenta que el sospechoso arriesga una condena de varios años de cárcel.

También consideró que los psicólogos recomendaron que la niña debe continuar con su abordaje para poder expresar lo que ocurrió -hasta el momento no ha referido nada sobre el abuso sexual en Las Heras-, por lo que la libertad del hombre podría afectarla en ese sentido.

Finalmente, el juez Flamant tuvo en cuenta la perspectiva de género sobre la protección de la víctima mujer y, sobre todo, teniendo en cuenta que se trata de una niña.

Abuso sexual en Las Heras

La investigación que tuvo su origen en febrero pasado indaga sobre los hechos que habrían ocurrido en el domicilio del sospechoso ubicado en Panquehua, Las Heras. Allí vivía también su hijo, quien está separado de su pareja. Los fines de semana le tocaba la tenencia de su hija.

Esta ocasión fue aprovechada por el abuelo para violar analmente a la menor de edad en al menos dos ocasiones -el último hecho fue el 17 de febrero pasado-, según sostiene la imputación.