Diario Uno > Judiciales > violencia

La Corte avaló a una madre que huyó con su hijo para salvarlo y salvarse

La Sala II rechazó el planteo del padre de un menor de edad, que denunció impedimento de contacto. La violencia de su parte fue determinante, dijo la Justicia

Una mujer impidió el contacto entre su hijo y el padre, con quien no convive. Fue denunciada, juzgada y absuelta. Ahora, ya en la última instancia judicial de Mendoza, la Suprema Corte confirmó que es inocente de dos delitos que se le atribuyeron inicialmemente. La clave: porque actuó en un contexto de violencia de género con la finalidad de preservarse y preservar al hijo de violencia y maltratos de toda índole.

El fallo caratulado "Fiscal c/ R.C.M.L. por impedimento de contacto de menores c/padre no conviviente" fue emitido por la Sala Segunda de la Corte y lleva la firma de los supremos Omar Palermo, Mario Adaro y José Valerio. Los usías rechazaron el planteo en Casación del padre del menor de edad y denunciante y por ende dejaron firme la sentencia número 2.396 del Juez Penal Colegiado 1.

Te puede interesar...

En abril de 2019, la mujer, que inicialmente habia sido imputada por los delitos de impedimento de contacto en concurso real con desobediencia, fue absuelta. Entonces el padre del niño apeló y fue a fondo: le pidió a la Corte la "nulidad absoluta" de esa sentencia exculpatoria y que, además, condenara a la mujer a 6 meses de prisión en suspenso.

"No corresponde hacer lugar al recurso interpuesto y,en consecuencia, debe confirmarse la sentencia absolutoria dictada por el Juzgado Penal Colegiado n° 1", dijo Palermo al comienzo del voto preopinante.

Previamente, la Procuración General le había dado la razón al padre del niño.

"El contexto de violencia de género en el cual se encuentra inmerso el hecho surge desde el inicio de las actuaciones, ha sido objeto de discusión de las partes durante todo el proceso y constituye un eje central de la resolución cuestionada. Así, debe ser abordado e interpretado de acuerdo con los parámetros internacionales y nacionales que rigen en la materia. (...) Para ello, en primer lugar, considero relevante delinear los parámetros en materia de violencia contra la mujer que deben ser tenidos presentes a la hora de analizar el plexo probatorio incorporado en autos", sigue el fallo.

Las pruebas incorporadas describen con pleno detalle una serie de hechos violentos, desde lo físico y psicológico, que tuvieron como protagonistas al hombre, a la mujer y al menor de edad. Gritos, insultos y que ella fuera atada con un cable USB en la vivienda de él cuando había ido con el niño en busca de ropa, son algunos de los hechos relatados en la investigación judicial preparatoria.

Oportunamente los padres del niño terminaron la relación sentimental y acordaron que el menor de edad viviría con ambos de manera alternativa. En 2017 ella viajó a Buenos Aires, lugar de residencia de su familia de procedencia, y él la denunció en el Sexto Juzgado de Familia, que consideró que, con esa prohibición de contacto entre padre e hijo, la mujer estaba modificando el centro de vida del pequeño. Ese fue el origen de la posterior acusación judicial que desembocó en la sentencia absolutoria y posterior intervención de la Corte.

¿Qué es el impedimento de contacto?

La ley 24.270 penaliza con prisión de 1 mes a 1 año al padre, madre o tercera persona que impida u obstruya el contacto de menores de edad con los padres no convivientes.

Cuando se trate de menores de 10 años de edad o discapacitados, las penas mínima y máxima se elevan a 6 meses y 3 años respectivamente.