Diario Uno Judiciales juicio de lesa humanidad
Justicia Federal

Juicio de lesa humanidad: iniciaron los alegatos en la causa de la nieta 127

Durante una nueva audiencia del juicio de lesa humanidad por la apropiación ilegal de la nieta 127 el fiscal Rodríguez Infante dio inicio a los alegatos

Por UNO

Este viernes se reanudó el juicio de lesa humanidad por la apropiación ilegal de la nieta 127, hija de Carlos Poblete y María del Carmen Moyano ambos desaparecidos durante la última dictadura cívico militar. La jornada inició con los alegatos del Ministerio Público Fiscal ante el Tribunal Oral Federal (TOF) 1 de Mendoza.

La causa tiene como principales acusados al matrimonio que componen Iris Luffi y Armando Fernández, exoficial inspector en el Departamento de Informaciones (D-2) de la policía mendocina. Además en el banquillo está Abelardo Garay, otro expolicía acusado de falsificar junto al ya fallecido ex inspector Eduardo Smaha, su rol como testigo del nacimiento de la nieta recuperada número 127.

Seguir leyendo

Durante la audiencia realizada en forma virtual, el fiscal Daniel Rodríguez Infante dio inicio a los alegatos y detalló los momentos vividos por parte de “Pichona” Moyano en la Provincia y el rol que tuvo el D-2 para realizar un seguimiento sobre sus actividades. Además, dio datos sobre un allanamiento que se realizó en el domicilio de sus padres.

el fiscal Daniel Rodriguez Infante durante el juicio de lesa humanidad.jpg
El fiscal Daniel Rodríguez Infante durante el juicio de lesa humanidad

El fiscal Daniel Rodríguez Infante durante el juicio de lesa humanidad

Antes de los alegatos el exoficial inspector en el Departamento de Informaciones, Osvaldo Armando Fernández , uno de los principales acusados de este proceso, habló ante el Tribunal sin aceptar preguntas por parte de la fiscalía y las querellas, y en su relato el supuesto apropiador remarcó que llevó a cabo "una adopción improcedente, no hice nada ilegal”.

El acusado en el juicio de lesa humanidad expresó: "Busqué dos testigos para el nacimiento de mi hija, que fueron Abelardo Garay y Eduardo Smaha, compañero míos de trabajo, a ellos les mentí, no les dije como llego Miriam a mi casa”.

Por otra parte, en cuanto a la crianza que le dio a la nieta recuperada, el imputado sostuvo que en el caso de la nieta 127 no hubo "síndrome de Estocolmo (una situación en la cual la víctima se identifica con su secuestrador), porque no fue una hija única. Tenía tres hermanos cuando llego, a todos mis hijos le dimos cariño”.

“Y cuando ella era niña. Una amiga vecina le dijo que era adoptada, Miriam no se lo olvido jamás, luego y siendo adolescente, nos preguntó le dijimos la verdad, lo tomo bien”, subrayó.

En la parte final de su relato Fernández sostuvo: “Yo y mi esposa acompañábamos la decisión que mi hija tomara al saber que ella era adoptada y que ella era dueña de hacer los análisis que quisiera”, concluyó el expolicia.

Te puede interesar: Juicio de lesa humanidad: "Mi papá me dijo que era adoptada en condiciones no legales"

Al finalizar la audiencia, el fiscal dio por concluida por cuestiones de tiempo su primera etapa de alegatos por lo que el Tribunal llamó a un cuarto intermedio hasta el próximo viernes 24 de septiembre, momento en que la fiscalía retome con la audiencia.

La nieta 127 nació en la exESMA en junio de 1977 y fue sustraída a su madre luego del parto para después ser inscripta en Mendoza, bajo un nombre apócrifo, por el matrimonio Luffi-Fernández.

En 2012, la Comisión Hermanos de la agrupación H.I.J.O.S Mendoza radicó una denuncia ante la Oficina Fiscal de Asistencia en causas por violaciones a los derechos humanos cometidas durante el terrorismo de Estado sobre posibles casos de personas que podrían ser hijas de desaparecidos y, entre ellas, se encontraba la nieta apropiada por Fernández y Luffi.