Nicolás Gil Pereg, preso y acusado de asesinar a la madre y a la tía en su casa en 2019, será juzgado en una de las flamantes salas de audiencias del nuevo Polo Judicial que inaugura tras las PASO.

Esto también implicará el estreno de otra de las instalaciones del predio construido detrás de la cárcel de Boulogne Sur Mer: el presoducto que conecta esa sede penitenciaria con las salas de audiencias y los despachos el fuero penal del Gran Mendoza.

Seguir leyendo

imagen.png
El edificio del Polo Judicial Penal de Mendoza.

El edificio del Polo Judicial Penal de Mendoza.

Culpable o no

Que el israelí que durante meses se consideró un gato sea declarado culpable o no culpable será determinado por un jurado popular al final de las audiencias de las que participarán testigos y se evaluarán pruebas con alegatos de presentación y previos a la deliberación.

El proceso será conducido por la jueza técnica María Laura Guajardo quien días atr{as estuvo a cargo, como durante las últimas semanas, de las audiencias preliminares del caso Gil Pereg.

imagen.png
La jueza técnica Laura Guajardo.

La jueza técnica Laura Guajardo.

Durante las mismas, que se realizan de modo semipresencial entre el primer piso de los tribunales y la Penitenciaría, se ventilan, proponen, confirman y descartan pruebas para llegar al juicio con el temario ajustado a lo que realmente deberá considerar el jurado popular.

A diferencia de hace algunos meses cuando Gil Pereg tenía comportamientos poco convencionales en los tribunales -orinaba en su ubicación de imputado y acudía sin bañarse durante meses-, en las últimas semanas todo ha ido por los carriles de la normalidad. Y eso ha tranquilizado a los demás protagonistas del proceso penal.

Está preso desde 2019 tras las desapariciones de la madre y la tía, Lily Pereg y Phyria Saroussi, cuyos cadáveres fueron hallados enterrados en el predio que el israelí habitaba junto con 47 gatos en la calle Roca de Guaymallén, frente al cementerio municipal.

Temas relacionados: