Diario Uno Judiciales Abuso sexual en Guaymallén
Ocurrieron en el barrio Unimev

Espera sentencia por abusar de tres alumnas y ahora surgió una cuarta denuncia

Por UNO

En los próximos días se ventilará la sentencia contra Jorge Elías Ramón Caligiuri, el hombre de 68 años acusado de tres abusos sexuales a menores de edad que acudían a su domicilio para tomar clases particulares. Pero mientras se desarrolla el juicio surgió una cuarta denuncia que está siendo investigada por la Justicia.

En la jornada del martes se realizaron los alegatos donde el fiscal de Delitos Sexuales, Darío Nora, pidió que sea condenado a 18 años de cárcel. Ramón está acusado por abuso sexual gravemente ultrajante, abuso sexual con acceso carnal y corrupción de menores. Todos estos delitos tienen el agravante de que el sospechoso era encargado de la educación de las víctimas -ver más abajo-.

Por su parte, la abogada defensora Gabriela Massad solicitó que sea absuelto por el beneficio de la duda o que sea condenado a 4 años por abuso sexual simple con el mismo agravante. "Una sentencia de muchos años de pena a su edad es una pena de muerte", manifestó.

Nueva acusación

Desde que comenzó el juicio, a mediados de marzo pasado, hasta el día de hoy se inició una nueva causa contra Ramón tras una denuncia de una mujer quien aseguró que también había abusado de su hija, una menor de edad pero más grande que las otras tres víctimas, según detallaron fuentes judiciales.

La nueva causa sostiene que el hombre llevó a la víctima hacia una habitación, la tocó en sus partes íntimas y hasta le sacó fotografías.

La menor ya fue entrevistada por el  Equipo para el Abordaje del Abuso Sexual Infanto-juvenil (Epassi) y se espera fecha para que preste declaración en cámara Gesell. 

Este jueves se realizará una audiencia ante la jueza María Alejandra Mauricio, donde el fiscal Darío Nora solicitará la prisión preventiva por este hecho.

Aberrante

Ramón fue acusado en marzo de 2016, porque los padres de unas mellizas de 9 años descubrieron que sus hijas habían sufrido abusos cuando tomaban clases particulares en la casa del hombre, en el barrio Unimev de Guaymallén. Según la denuncia que radicaron los progenitores, los hechos ocurrieron durante un lapso de dos años.

Tras esta presentación judicial, dos semanas después se sumó otra víctima de 10 años, quien también acudía a clases en ese lugar.

En la causa consta que en realidad la docente era la esposa de Ramón, pero este último solía ayudarla debido a la cantidad de niños y jóvenes que asistían al domicilio.

Seguir leyendo