No es ilógico pensar que tiene el récord provincial de pedidos de prisión domiciliaria. Y tampoco es ilógico pensar que tiene el récord provincial de rechazos por parte de la Justicia. Este miércoles, el largo legajo judicial de Pedro Pablo Tormo Lima sumó un capítulo más.

El acusado de manejar ebrio, chocar y matar a un motociclista en un accidente en Las Heras -ver más abajo- volvió a pedir el beneficio para salir de la cárcel. Por séptima vez, un juez debió resolver la situación. Por séptima vez, le dijeron que no.

Te puede interesar...

Es que solamente resta fijar fecha para el juicio contra el hombre de 42 años, quien arriesga de 8 a 25 años de cárcel. Una pena alta conlleva un riesgo de fuga, aseguran algunos magistrados.

Además, si bien Pablo Tormo ofreció el contacto de familiares para hacer el control de la prisión domiciliaria mediante videollamadas, cuando las autoridades intentaron verificar si el método funcionaba jamás les contestaron los llamados desde el otro lado.

Con todo estos puntos en contra, que fueron considerados en el dictamen negativo del fiscal de Tránsito Fernando Giunta, el juez que lo juzgará, Mateo Bermejo, decidió rechazar la prisión domiciliaria.

Séptima negativo: el primer "no" fue en la audiencia de prisión preventiva por el accidente en Las Heras. Perdió. Apeló y se lo volvieron a negar. Luego hubo otra audiencia donde sólo se trató otro pedido de domiciliaria. Perdió. Apeló y se lo volvieron a negar. Con la excusa del coronavirus, volvió a solicitarlo. Perdió. Apeló y se lo volvieron a negar.

Yamil Ezequiel Tellez 2.jpg
La víctima del accidente en Las Heras.

La víctima del accidente en Las Heras.

Accidente en Las Heras

Según reconstruyó el expediente, en las primeras horas del 1 de mayo de 2019, Pablo Tormo circulaba en un auto Fiat Uno por calle Moreno de Las Heras. El hombre era chofer del Ministerio de Salud pero no se encontraba en sus funciones. Cerca de las 6, llegó a la intersección con Avellaneda y se cruzó hacia el carril contrario.

Por esa arteria circulaba el joven Yamil Exequiel Tellez en una motocicleta de baja cilindrada. También estaba alcoholizado -1,20 gramos-, según el parte policial. El impacto le produjo serias lesiones al motociclista, quien terminó muriendo cuatro días después en el Hospital Central.

Tormo está imputado por homicidio simple con dolo eventual ya que conducía con 1,70 gramos de alcohol en sangre, a alta velocidad y traspasó una doble línea amarilla, según la acusación.