Diario Uno > Judiciales > policías

Denunciaron amenazas para darles el apto médico sin revisación a policías que buscan ascender

La denuncia ya está en la Inspección General de Seguridad y también ingresará a la Justicia Penal, a la Comisión de Derechos y Garantías y a la Bicameral de Seguridad

Uno de los tres profesionales que integran la Junta Médica Provincial que confirman el estado psíquico y físico de los efectivos de la Policía de Mendoza, denunció que han recibido "amenazas y presiones" para darles el apto, sin revisarlos, a los funcionarios policiales que buscan este año un ascenso.

"Primero recibimos presiones para darles el apto a todos, sin revisarlos. Después también recibimos amenazas y advertencias de que nos echarían si no hacíamos lo que nos pedían", indicó el médico Eduardo Manyegui, integrante de esta Junta Médica.

Te puede interesar...

El profesional indicó que grabó en video algunas de las amenazas y presiones recibidas y que estas grabaciones ya fueron incorporadas a la denuncia que realizó ante la Inspección General de Seguridad y que "también incorporaré a la denuncia penal que se presentará mañana", por este lunes 8 de marzo.

Eduardo Manyegui es médico del Ministerio de Seguridad. "Estoy hace unos 6 años en la Junta Médica y desde hace 2 años estoy integrando la Junta Provincial" que les da el apto a los policías que están en condiciones de ascender a la jerarquía inmediata superior.

Todos los años, entre junio y agosto, se hacer las propuestas de los policías que están en condiciones de obtener un ascenso. Allí están, entre otros, los que aspiran al grado máximo de comisario general y que, luego, pueden retirarse con ese cargo, que les asegura una buena paga el resto de sus vidas, además de la satisfacción de haber completado la carrera policial en el máximo escalafón.

Una de los requerimientos para los ascensos es el apto de Sanidad Policial, que lo otorga la Junta y que incluye una revisión física y otra psicológica.

"Comenzamos a recibir presiones para darles a todos el apto, sin revisión alguna, sin ninguna certificación ni evidencia médica", indicó Manyegui.

Dijo que, ante la negativa de hacer esto, "comenzamos a recibir presiones y amenazas" de distintos sectores, pero señaló puntualmente a "la jefatura de Sanidad Policial, a cargo actualmente del comisario inspector Daniel Ampuero".

El médico dijo que decidió radicar las denuncias, luego de que las presiones se hicieran insoportable y hasta indicó que necesitó hacer pública la situación, por razones de seguridad personal, ya que "esta es una cuestión delicada, hay gente de mucho peso metida en esto".

Manyegui indicó que los videos ya están "en poder de la Inspección General de Seguridad y de la Fiscalía" y que ellos son prueba de lo denunciado.