Diario Uno Judiciales Crimen en Las Heras
Finaliza el juicio

Condenado a 27 años de cárcel por asesinar "por error" a una adolescente en Las Heras

Eduardo Fatmagul Olivera (24) recibió esa pena al ser encontrado autor del crimen en Las Heras de Micaela Martinelli (15), ocurrido hace 5 años

Este lunes, la familia de Micaela Martinelli tuvo la primera respuesta certera por parte de la Justicia tras cinco años de espera. Un juez condenó a 27 años de prisión a Eduardo Fatmagul Olivera (24) por el crimen en Las Heras de la adolescente de 15 años, quien fue baleada en un ataque armado a un grupo de chicos.

Este lunes se realizó la sexta jornada de juicio que arrancó el 8 de junio pasado y fue con la realización de los alegatos. En esta etapa, la fiscal de Homicidios Andrea Lazo había solicitado justamente una condena de 27 años de prisión para el joven imputado por homicidio agravado por el uso de arma de fuego y por la participación de un menor de edad, además de las lesiones que sufrió otra víctima de la balacera. En sintonía, los abogados querellantes pidieron 28 años de cárcel.

Seguir leyendo

La defensora de Fatmagul Olivera, Claudia Acevedo, había solicitado la absolución por el beneficio de la duda. En subsidio, pidió una condena de 3 años y 7 meses de prisión como participe secundario en la muerte de Micaela Martinelli.

Tras los pedidos de las partes, el juez Gonzalo Guiñazú pasó a un cuarto intermedio y en corto tiempo decidió resolver. Terminó condenado a Olivera a una pena de 27 años de prisión. Si bien la defensa puede intentar revertir la sentencia ante la Suprema Corte de Justicia, este lunes la familia de la víctima fatal obtuvo la primera respuesta favorable tras 1888 días de espera.

Eduardo Olivera Fatmagul.jpg

Crimen en Las Heras

El hecho de sangre ocurrió el 8 de junio de 2016, cerca de las 19, cuando Micaela Martinelli se encontraba junto a un grupo de amigos en la esquina de Mazza y Luján, a pocas cuadras de su domicilio, dentro del barrio Jarillal. Dos jóvenes pasaron en moto por el lugar y comenzaron a disparar contra el grupo. Los investigadores sostienen que las balas iban dirigidas para Pablo Lucero (19), quien terminó herido en el brazo y en la pierna pero pudo salvar su vida. Micaela recibió una herida de arma de fuego su hombro izquierdo que atravesó su tórax y le quitó la vida a los pocos minutos.

Fatmagul Olivera y su hermano Cachete -un menor de 14 años inimputable- fueron señalados por los testigos. El primero de ellos fue detenido cuatro meses después del crimen en Las Heras. Sin embargo, debido a la falta de pruebas nunca fue imputado en el expediente. Con la reorganización de las Unidades Fiscales, la magistrada Andrea Lazo tomó el liderazgo del expediente penal y logró que decenas de testigos declarar en contra del mayor de los Olivera. Con estas pruebas, el 1 de mayo pasado ordenó su detención.