Recta final

Causa de contrabando del Chino: defensores de dos acusados pidieron la nulidad del proceso

Los abogados de los empresarios chilenos Pedro Emilio Escárate Vera y Jorge Rojas Huertas aseguraron que "debe anularse todo lo actuado". Están procesados junto a otras 11 personas en el juicio por contrabando más importante de Mendoza

Por UNO

Se trata de los defensores oficiales Alejo Amuchástegui y Santiago Bahamondes, quienes representan en la llamada "causa del Chino" -en referencia al presunto líder de la organización criminal- a los empresarios chilenos Pedro Emilio Escárate Vera y Jorge Rojas Huertas.

Durante su alegato, textualmente afirmaron que "debe anularse todo lo actuado porque el Estado proporcionó un juez que se interesó en la causa".

Sin nombrarlo, se refirieron así al juez federal Walter Bento, quien a su vez es investigado por el presunto cobro de sumas de dinero a cambio de finalizar la causa u otorgar beneficios. Y es que varios de los sospechosos en esta causa de contrabando también están procesados como posibles pagadores de los sobornos en el caso Bento.

Los argumentos del pedido de nulidad

Según pudo conocer Diario UNO, el pedido de nulidad se argumenta en que "el Estado argentino nunca le garantizó a nuestro defendido un juez independiente e imparcial".

"El mensaje que debe dar la Justicia Federal debe ser contundente. No se pueden permitir ni convalidar estas prácticas", agregaron los defensores durante su exposición, concluyendo que "debe anularse todo lo actuado".

Darle lugar al planteo de nulidad de la defensa implicaría, además de la vuelta atrás en esta causa concreta que lleva más de 6 años de investigación, poner en juego todas aquellas causas complejas en las que el mismo juez tuvo intervención.

La fiscal pidió de 4 a 9 años de prisión para 13 procesados

El alegato de la fiscal María Gloria André, que duró 12 horas, finalizó a principios de abril con el pedido de penas para los sospechosos. Cerró así una primera etapa del juicio que comenzó el 15 de abril del año pasado y que, por la cantidad de imputados, los cerca de 3 millones de dólares que se desbarataron y los 91 testigos que declararon, se transformó en la causa de contrabando más importante de Mendoza.

El 30 de julio de 2018 se efectuó una serie de allanamientos en barrios privados del Gran Mendoza y el Este provincial. Cuatro empresarios mendocinos quedaron detenidos. La investigación había nacido en 2016 y llegaba a su punto clave. En los 15 procedimientos se secuestraron $5 millones en efectivo, 12 vehículos de alta gama, documentación y una gran cantidad de mercadería como pirotecnia, juguetes, cigarrillos, termos, pelotas de fútbol.

La banda ya venía operando desde hace tiempo pero los sabuesos judiciales y policiales también. El 9 de marzo de 2016 habían hallado tres remolques de camiones abandonados con mercadería en Uspallata, el 16 de noviembre siguiente incautaron otro rodado cargado en la misma localidad y el 23 de mayo de este año ocurrió lo mismo en arco Desaguadero.

La investigación sostiene que la banda traía mercadería desde China hacia Chile a través de una sociedad anónimas -uno de los titulares era Cheng Zheng, un ciudadano chino que actualmente está prófugo-. Luego ingresaba a Mendoza evadiendo los controles con complicidad de personal de Aduana y era distribuida en distintos puntos de venta en la misma provincia y Buenos Aires. Se cree que con esta operatoria movieron $60 millones en artículos.

El empresario chileno Pedro Emilio Escárate Vera era el dueño de una empresa de transporte, para el cual la fiscal María Gloria André pidió 4 años de cárcel. Mientras que el también chileno Jorge Alejandro Rojas Huertas, unos de los pocos que pasa sus días en la cárcel, era el dueño de una empresa de transporte de carga en Chile. Para él, la fiscalía pidió 6 años y seis meses de prisión.

Entre los otros procesados están José Rodríguez Núñez y Daniel Martínez Pinto, sindicados también como líderes de la organización junto al chino Zheng Esteban Cheng, para los que la fiscal pidió 9 años de prisión.

De formar la presunta banda están acusados también (con su función y las penas pedidas):

  • Adrián Fourcade, empresario: 6 años y 6 meses
  • Eugenio Nasi Pereira, transportista: 6 años y 6 meses
  • Carlos Barón Knoll, agente aduanero: 5 años y 6 meses
  • Nam Ho Park Lee, empresario coreano: 5 años y 6 meses
  • Sebastián Palumbo, empresario: 4 años y 6 meses
  • Mario Rodríguez Iturralde, agente aduanero: 4 años y 4 meses
  • Sergio Espejo Reyes, empresario: 4 años
  • Sergio Agüero, chofer: 4 años
  • Juan Marcelo Agüero, chofer: 4 años
  • Juan Oliva, chofer: 4 años.

Temas relacionados: