Admitió haber intentado cometer un abuso sexual en Las Heras. Admitió y reconoció ser el padre biológico de la víctima. Lo condenaron y al instante pidió la libertad. Ahora, resolverán si puede salir del penal o no.

Te puede interesar...

La historia de abuso de menores tiene como vil protagonista a un hombre de 34 años que está detenido desde el 2 de junio de 2019. Ese día, su hija mayor lo encontró intentando meterle el pene en la boca a la hija menor, una nenita de 5 años que el propio abusador no aceptaba ser su padre biológico.

Cuando la primogénita advirtió la situación y aseguró que iba a realizar la denuncia correspondiente, el hombre se volvió loco y comenzó a romper todo adentro de la casa del barrio Jesús Salvador, según detallaron fuentes judiciales.

La Policía llegó y el sujeto –se reserva su identidad para no develar la de la víctima- quedó detenido. Le imputaron tentativa de abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo y por la convivencia.

Este martes se realizó un juicio abreviado donde el acusado por el abuso sexual en Las Heras admitió haber cometido el hecho y ser el padre de la víctima. Tanto la fiscal Virginia Rumbo como la familia de la menor y el abogado defensor pactaron que reciba una pena de 3 años de prisión en efectivo. Así fue la sentencia que dictó el juez Juan Manuel Pina.

Sin embargo, una vez conocido el fallo, la defensa del abusador solicitó la libertad asegurando que ya superó los 8 meses de cárcel que le permiten una libertad condicional teniendo en cuenta los 3 años de pena. Del otro lado del ring, la fiscal se opuso asegurando que este beneficio no está contemplado para condenados por delitos sexuales.

Ahora se realizará una nueva audiencia para determinar si el protagonista de la historia de abuso de menores puede salir de la cárcel o debe cumplir 1 año y 9 meses de pena que le restan.