Diario Uno Farándula Flor Vigna
¡Bombazo!

¡Bombazo! Flor Vigna y Luciano Castro, juntos: la foto que confirma el romance

El enigmático de LAM descubrió el inesperado romance entre Flor Vigna y Luciano Castro, recientemente separado de la mendocina Sabrina Rojas

Por UNO

Flor Vigna y Luciano Castro están empezando un apasionado romance, revelaron en Los Ángeles de la mañana, programa que se emite cada mañana por El Trece.

Ángel de Brito reveló en un "enigmático": "Son dos potencias que se juntan. Él, famosísimo. Ella, famosísima. No se los imaginan juntos ni de casualidad".

Después de lanzar algunas pistas, la panelista Maite Peñóñori contó que "están enganchados y van para todos lados juntos".

"Se muestran ya. Se los vio a los besos en el gimnasio", agregó. "Él es actor", sumó como dato, a lo que De Brito dijo: "Salió con muchas, muchas famosas".

luciano castro flor vigna.jpg
La primera foto de Flor Vigna y Luciano Castro, juntos

La primera foto de Flor Vigna y Luciano Castro, juntos

"No sé si son el agua y el aceite pero no habría forma de linkearlos, por qué están juntos, no sabemos. Los dos son entrenadísimos", acotó el conductor.

La angelita fue finalmente la encargada de tirar la bomba. Quienes comenzaron un noviazgo inesperado son Flor Vigna y Luciano Castro.

"Ella entrenaba en ese lugar y él se anotó. Después estuvieron a los besos, adelante de todos los que estaban ahí. Tengo dos testigos que me lo confirmaron, ellos no lo dijeron pero tampoco lo ocultan", dijo Maite contando todo lo que sabe hasta el momento.

Por su parte, Pía Shaw, aportó: "Sabrina Rojas me dijo que no tenía ni idea de esto pero que tampoco iba a opinar". La mendocina, recientemente separada de Castro, ya se mostró públicamente con el Tucu López, su nuevo novio.

Hace unos días, invitada en LAM, Sabrina Rojas había revelado que Luciano no es una persona fácil para la convivencia. "Tiene complicaciones", dijo. "Se hace muchos problemas por cualquier cosa y se enrosca con todo lo que le pasa", explicó.

"Es muy divertido, pero es más para adentro. No es un pibe que le decís ‘¿che, vamos para acá?’ y te dice ‘dale, vamos’. Hasta que lo piensa, lo decide... y lo más probable es que a último momento te diga que no”, describió y fue tajante cuando le dijeron que es "hermoso": "¡Sí, pero no en casa!".